Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Subirse al tren

Olga Agüero
OLGA AGÜERO

En diez años no hemos conseguido tramitar ninguno de nuestros catorce parques eólicos y todavía estamos esperando a Godot para iniciar sondeos en la mina de Reocín. Mientras tanto, los chinos han logrado hacer brotar una semilla en la cara oculta de la luna, donde los cargos socialistas no tienen jurisdicción para otorgar permisos medioambientales. Así que el consejero de Industria y Turismo explora otras fronteras –quizá para esquivar los francotiradores que dice sentir– y ha cambiado la Cantabria Infinita de Marcano por la similar fonética 'marciano'. Estrenamos en Fitur una propuesta turística extraterrestre en Arredondo, capital del mundo que ahora se reivindica como sucursal terrícola de Marte. Proyecto que recrea cómo sería la primera colonia humana en el planeta rojo. El escenario, quizá, podría brindar la oportunidad a Revilla de estrenarse como el primer orador estratosférico. Elevamos nuestras plegarias hacia el cielo. De Altamira a Marte.