Nieves Álvarez: «No pretendemos que los niños sean copias de las mamás»