Valdecilla trasplanta el pulmón de un fallecido por infarto en Madrid

Es la primera intervención de este tipo que se realiza fuera de la capital La utilización de donantes en anasistolia abre un importante campo

M. A. SAMPERIOSANTANDER
Valdecilla trasplanta el pulmón de un fallecido por infarto en Madrid

El Hospital Valdecilla ha realizado hace unos días el primer trasplante de pulmón procedente de un fallecido por infarto en Madrid. Hasta hace poco lo habitual es que los donantes estuvieran en muerte encefálica, con el corazón funcionando, lo que limitaba la posibilidad de órganos. En Madrid se lleva ya dos o tres años utilizando el pulmón de las personas que fallecen por infarto, es decir, en anasistolia, pero es la primera vez que un pulmón 'viaja' fuera de la capital para realizar una intervención que se puede considerar, por tanto, pionera.

Javier Ortega Morales, jefe de Cirugía Torácica de Valdecilla, contactó con el Hospital Clínico de Madrid que realizó un protocolo para este tipo de trasplantes, teniendo en cuenta que en la capital española se producen entre 60 y 80 muertes al año de personas que pueden donar sus pulmones. Hasta ahora los órganos sólo se utilizaban en Madrid, mientras pacientes en lista de espera fallecían en Cantabria.

El Hospital 'Puerta de Hierro' es el que realiza estos trasplantes de fallecidos en anasistolia en la capital y tiene una experiencia muy positiva al respecto, a la que ahora se puede sumar Valdecilla, que espera recibir nuevos pulmones para poder incrementar sus trasplantes y salvar las vidas de las personas de esta autonomía y de las vecinas que están esperando recibir este órgano.

La importancia de la intervención que se ha realizado en Valdecilla con éxito es que abre la posibilidad de incrementar las intervenciones y, además, los primeros resultados vienen a confirmar que los pulmones donados de fallecidos por infarto dan un mejor resultado ya que se trata de personas que no han pasado por cuidados intensivos. En el caso de Valdecilla el donante del trasplante realizado era un hombre de 42 años de edad.

Hay que recordar que el programa de trasplante de pulmón de Valdecilla ha vivido etapas muy críticas por falta de órganos, tal y como se denunció a la prensa a finales del 2001.