Cantabria asume las competencias sobre las Marismas de Santoña

Oria, que presentó ayer la Ley de Conservación de la Naturaleza, confía en que en cuatro años esté desarrollada y actualizada toda la Red de Espacios Naturales

TEODORO SAN JOSÉSANTANDER
Cantabria asume las competencias sobre las Marismas de Santoña

Las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, que en su día tuvieron la calificación de Reserva Natural y estuvieron bajo la protección del Ministerio de Medio Ambiente, van a pasar a depender de la administración regional bajo la figura de Parque Natural. Así se contempla en la Ley de Conservación de la Naturaleza, cuyo proyecto fue aprobado el 29 de diciembre por el Consejo de Gobierno y que ayer presentó el consejero de Agricultura, Jesús Oria.

Este cambio de gestión de las referidas marismas, así como la creación de la Red de Espacios Protegidos de Cantabria y el planteamiento de la necesidad de fijar con más precisión los límites exteriores de los parques de Oyambre y Liencres son las principales propuestas de la Ley de Conservación de la Naturaleza. El consejero confía en que este mismo año entre en vigor, una vez que el Parlamento debata, mejore y apruebe el referido proyecto de ley.

El precio por asumir esas nuevas competencias y regular y administrar cuanto se contempla en el proyecto supondrá un mínimo de 1,8 millones de euros al año. Oria, que estuvo acompañado de María Eugenia Calvo y Antonio Lucio, directora y subdirector de Montes, respectivamente, señaló que su consejería «hará un esfuerzo importante» para incrementar los recursos humanos que sean precisos con el fin de vigilar y cuidar los espacios protegidos.

Y el plazo que se han dado para desarrollar, poner en marcha y que estén vigentes todos los planes es de cuatro años.

Para que Cantabria pudiera asumir la gestión sobre las Marismas de Santoña precisaba como condición declarar la figura de Parque Natural para ese espacio. Oria recordó que el Tribunal Constitucional dictaminó inconstitucional la declaración de Reserva Natural y que en la sentencia se señalaba que el cambio de titularidad debía pasar por la crear una figura de protección y su referida legislación para ese espacio natural. Sus límites serán los mismos que fueron establecidos en el año 1997.

Con el proyecto de Ley de la Naturaleza, donde ya se contempla el Parque Natural de las Marismas de Santoña, se inicia de forma inmediata el proceso de negociación de transferencia con el Ministerio de Medio Ambiente. «Se concretará a lo largo de este año, cuando se apruebe la ley», indicó Oria.

Espacios y compromisos

Una vez aprobada, el consejero señaló que la ley obliga al Gobierno regional a sacar adelante en el plazo de dos años el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG). De hecho, la directora de Montes indicó que el Gobierno ya trabaja en la elaboración de los PORN y PRUG para gestionar todos los parques naturales

Otro de las novedades de esta Ley será la creación de la Red de Espacios Protegidos de Cantabria. Se trata de una figura en la que se va a integrar los 37 espacios con las distintas figuras de protección que existen en la región, desde el Parque Nacional de Los Picos de Europa -a cuya figura como parque interautonómico se da cobertura en uno de los anexos del proyecto de ley- hasta los Lugares de Interés Comunitario (LIC).

Oria explicó que en la disposición final del proyecto de ley figuran «una serie de compromisos de la Consejería» en cuanto al calendario y ejecución de la ley.

Así, se da un plazo de dos años para elaborar el programa director; un plazo de seis meses para desarrollar la composición y figuras de la comisión regional de conservación, o, entre otros, de cuatro años para dotar a todos los espacios de planteamientos adecuados.

Fotos

Vídeos