La Bienal de La Habana apoya la gestión de Espacio C y solicita su continuidad

El Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam alaba el rigor del trabajo desarrollado desde Camargo y destaca su importancia a la hora de tender «puentes culturales»

GUILLERMO BALBONASANTANDER
La Bienal de La Habana apoya la gestión de Espacio C y solicita su continuidad

La Bienal de La Habana y, por extensión, el Centro Wifredo Lam, han mostrado su apoyo público a la gestión de Espacio C, el centro de arte contemporáneo de Camargo que el próximo mes de abril cerrará sus puertas, tal como anunció la Concejalía del municipio cántabro. El prestigio internacional que ha adquirido la identidad y las características del espacio que dirige Orlando Britto se reflejan ahora desde la Bienal cubana que elogia «el rigor y la seriedad del trabajo» desarrollado en poco tiempo por Espacio C, y hace hincapié en la necesidad de reconsiderar el futuro del centro, dada la labor que ha logrado plasmar como «punto de encuentro transcontinental para artistas internacionales».

A través de su director, Rubén del Valle, en su nombre y en el del equipo de comisarios y expertos ligados a la cita caribeña, la Bienal ha hecho público su apoyo al Centro de Arte Contemporáneo de Camargo, al tiempo que pide la continuidad de su proyecto. La misiva recoge el sentimiento de solidaridad que se ha creado en diversos centros culturales y foros artísticos como expresión de apoyo internacional.

La Bienal de La Habana es, junto a la de Sao Paulo, el evento artístico más importante de Latinoamérica y, sin duda, un auténtico lugar de referencia en el panorama artístico contemporáneo.

El anunciado cierre del Espacio C de Camargo para el próximo mes de abril ha provocado en los últimos meses reacciones de protesta, declaraciones de sorpresa y, sobre todo, muestras de apoyo por parte de artistas, colectivos y foros artísticos. Al margen de la solidaridad desde estas tribunas, muchas voces coinciden en su incredulidad dado que Espacio C ha propiciado la reflexión sobre problemas sociales comunes; se ha caracterizado por su compromiso y ha dado cabida a manifestaciones multidisciplinares a través de 'performances', acciones, vídeos e instalaciones, además de facilitar la comprensión del arte contemporáneo.

Sobre estos cinco años de andadura de Espacio C, en los que se ha destacado por su vitalidad y coherencia, la Bienal de La Habana resalta «la importancia de una iniciativa encaminada a tender puentes culturales y crear un espacio de encuentro transcontinental, con especial acento en los creadores de América Latina, el Caribe y Africa, más su apoyo a los creadores de Cantabria».

Rubén del Valle recuerda y subraya que por Espacio C han pasado nombres de «artistas emergentes, con mucho talento y otros ya consagrados» (de Carlos Garaicoa a Marcos Lora, de Marc Latamie a Fernando Alvim, de Guillermo Gómez Peña a Emeka Udemba...). La institución cubana reitera así su apoyo a Espacio C y solicita que «permanezca abierto y atento al acontecer visual contemporáneo de nuestros pueblos y países».

El centro de Camargo recoge ahora los frutos de su proyección fuera de nuestras fronteras, tras haber sido presentado en el Centro Georges Pompidou de París, la Universidad de Nueva York o en diversas citas artísticas internacionales de primer orden.