Arde el templo del gospel

La iglesia baptista Pilgrim, de Chicago, donde Thomas Dorsey desarrolló el estilo y cantaron las estrellas, queda reducida a cenizas en un incendio

AGENCIASCHICAGO
Arde el templo del gospel

Un enorme incendio destruyó el viernes la vieja iglesia baptista Pilgrim, de South Side, en Chicago, auténtico templo del góspel en Estados Unidos. El director del coro de este templo en los años 30, Thomas Dorsey, había creado el góspel moderno en la década anterior y esto hizo que junto a él actuaran después infinidad de figuras del género, desde Mahalia Jackson hasta Aretha Franklin.

El fuego arrasó casi por completo la iglesia, hecha principalmente de madera, tanto en su estructura como en su recubrimiento, y derribó el techo y el campanario. A la zona se desplazaron cinco ambulancias y se ordenó la evacuación del área. Las llamas podían verse desde varias manzanas a la redonda. No se registraron heridos graves.El templo, construido en 1890 como sinagoga, la de Kehilath Anshe Ma'ariv, y convertido en iglesia cristiana en la década de 1920, fue diseñado por la famosa firma de Adler y Sullivan. Fue en ella donde Thomas Andrew Dorsey perfeccionó la fusión del blues puro con la música religiosa de su tiempo, asentando lo que él mismo nombraba de años atrás como 'góspel'; una simbiosis perfecta y polifónica de los ritmos del blues y el jazz con el tradicional espiritual de la población afroamericana surgida en los oficios religiosos en la época de la esclavitud.

Dorsey fue el director musical del templo desde 1932 hasta fines de la década de 1970, lapso en el que escribió temas para algunas de las mejores voces de todos los tiempos.

Su mayor éxito, 'Precious Lord, Take My Hand', fue popularizado por la cantante Mahalia Jackson y se convirtió en una de las canciones favoritas del pastor Martin Luther King. Después, durante décadas, una serie de estrellas del gospel cantaron en Pilgrim, incluidos Sallie Martin, James Cleveland y los Edwin Hawkins Singers.

Vida espiritual

«Es una gran pérdida», aseguró Hyce B. Taylor, ex pastor de la iglesia. «Fue el centro de la vida espiritual de la comunidad durante durante mucho tiempo», agregó. Derrumbado el techo y destruido el interior del edificio, que fue diseñado por la prestigiosa firma de Adler y Sullivan, el mítico lugar sólo quedará en el recuerdo. La iglesia, declarada edificio histórico de Chicago en 1981, se concibió originalmente como una sinagoga, pero se convirtió en un templo cristiano en 1922. Dorsey, y su congregación se convirtieron en claves del desarrollo de la música gospel, según el Departamento de Planificación y Desarrollo de Monumentos de Chicago.