Secuelas en un 30% de los casos

M. A. S.SANTANDER

En Cantabria se producen cada año alrededor de 1.000 nuevos casos de ictus, de los que casi el 20% fallece, el 30% queda con secuelas incapacitantes, un tercio sufrirá otro ictus, y otro tercio padecerá un deterioro de sus funciones intelectuales. A nivel nacional, el ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en varones, produciéndose aproximadamente un fallecimiento por ictus cada 15 minutos.Esta enfermedad afecta fundamentalmente a los mayores de 55 años.

Una medida para evitar sufrir un ictus es la prevención a través de un mejor control de los factores de riesgo: hipertensión arterial -el principal factor de riesgo, que aparece en un 71% de los pacientes-, diabetes, obesidad, cifras altas de colesterol y tabaquismo, fundamentalmente.