El piloto australiano Andy Caldecott, nueva víctima del Rallye Dakar

El motorista de KTM salió despedido de su vehículo y se destrozó el cuello «No se puede cambiar el destino», declaró Jordi Arcarons, jefe de la escudería

A. BRIANOKIFFA (MAURITANIA)
El piloto australiano Andy Caldecott,  nueva víctima del Rallye Dakar

El motociclista australiano Andy Caldecott, nacido en Keith hace 41 años y compañero del español Marc Coma en KTM, encontró la muerte en la etapa más larga de esta edición del Dakar, con 599 kilómetros que unían las localidades Nouakchott y Kiffa. Este primer trazado tras la jornada de descanso ya se cobró el año pasado la vida de un motorista, el doble campeón Fabrizio Meoni.

El accidente mortal se produjo en el kilómetro 250 de la especial, sobre las 11,30 horas. Cuando llegó el helicóptero de asistencia, unos 20 minutos después, nada se pudo hacer por la vida del piloto australiano, que se convierte en el vigesimotercer participante que encuentra la muerte en los 28 años de la prueba africana.

Aparentemente fue una lesión en el cuello la que le causó la muerte al salir despedido de la motocicleta en una rápida sección de la especial. El año pasado se mataron en condiciones parecidas dos motociclistas, el español Juan Manuel Pérez y el citado italiano Meoni.

A pesar de que en 2006 se ha limitado la velocidad de las motos a 150 km/h, este accidente pone de manifiesto que el rallye por excelencia no es un juego y que las desgracias afectan quizás incluso más a los pilotos profesionales que a los aficionados.

No pensaba correr

Caldecott no tenía previsto correr este Dakar. Quería irse de vacaciones con la familia y entrar en el nuevo año en Tiatara, al sur de su país natal. Vivía cerca de Adelaida, estaba casado con Tracy y tenía un hijo de corta edad, Caitlin.

Participó en su primer Dakar en 2004, después de reunir 80.000 dólares gracias a las aportaciones de sus paisanos, que en una cuestación popular reunieron el dinero para que compitiera en la prueba africana, donde acabó con un accidente. El año pasado fue sexto de la general.

Fue cuatro veces campeón de raids de Australia y este año no había preparado la prueba africana. Ante la llamada de Jordi Arcarons para sustituir a Jordi Durán, que se había lesionado en diciembre, el australiano cambió sus planes y vino a Europa para trabajar en el equipo de Arcarons como asistencia de Coma.

Arcarons, desolado

La noticia fue un mazazo para el equipo español. El jefe de la escudería, Jordi Arcarons, estaba abatido por el accidente. «No conozco muchos detalles sobre el accidente. Es difícil de aceptar. Hay que trabajar para encontrar maneras de proteger a los pilotos, aunque ahora ya es un poco tarde para Andy», dijo Arcarons.

«Vamos a hablar con el resto de los pilotos para ayudarles a afrontar la realidad. La verdad es que no conocía demasiado a Andy Caldecott. Era un piloto de KTM que quería correr el Dakar y que tuvo su oportunidad en el último momento».

«No se puede cambiar el destino. Es como es. El riesgo existe siempre», finalizó Jordi Arcarons.

Etienne Lavigne, director del Dakar, explicó las causas de la muerte del piloto australiano. «Ha sido víctima de un traumatismo en las vértebras cervicales. Es todo lo que sé», anunció.

«Tras las muertes que sufrimos en la pasada edición hemos tomado medidas de seguridad e impuesto un límite de velocidad y una reducción de la autonomía de las motos para que sean más ligeras», añadió Lavigne. «Desgraciadamente el accidente mortal puede ocurrir a cualquier velocidad. Era una pista rápida, pero no una de máxima velocidad. Vamos a esperar a la llegada de todos los pilotos. Después se tomará una decisión sobre si continúa la competición», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos