Castro encabeza una multitudinaria manifestación contra Estados Unidos

Más de un millón de cubanos participan en el acto de La Habana

AGENCIASLA HABANA
Castro encabeza una multitudinaria manifestación contra Estados Unidos

El líder cubano, Fidel Castro, encabezó ayer la movilización convocada en La Habana contra la Sección de Intereses de EE. UU. (Sina) en la que, según medios oficiales, participan más de un millón de personas. Vestido con su tradicional uniforme verde olivo y con las zapatillas (tenis) negras que utiliza desde hace años en este tipo de actos, Castro ocupó un podio en la llamada 'Tribuna Anti-imperialista', conocida popularmente como el 'manifestódromo', instalada frente a la Sección de Intereses, para dirigirse a la población.

Coincidiendo con el inicio del discurso de Castro, la Sección de Intereses estadounidense encendió la pantalla informativa instalada en el quinto piso de su edificio, frente al Malecón habanero y a muy pocos metros de donde el líder cubano realizó su intervención. «Ya encendieron el cartelito, qué valientes son las cucarachas», dijo Castro al inicio de su discurso. En las pantallas de la Sección de Intereses se podía leer información sobre la autorización de EE. UU. al equipo cubano para participar en el clásico mundial de béisbol, el estreno del gabinete del boliviano Evo Morales y el triunfo de los conservadores en Canadá. «Lea lo que quiera, diga lo que piensa, haga lo que le parezca correcto», proyectó la Sección de Intereses antes de una cita de Abraham Lincoln: «ningún hombre es lo suficientemente bueno para gobernar a otros sin su consentimiento». «Yo quiero libertad para la plena expresión de mi personalidad», de Mahatma Gandhi, y «La fe profunda elimina el miedo. Solo en sociedades totalitarias hablan solos los gobiernos sin escuchar al pueblo», del ex presidente polaco Lech Walesa, antecedieron a la última frase: «si es una batalla de ideas por qué no pueden discrepar con su gobierno».

En primera línea se encontraban también el dirigente sandinista Daniel Ortega, y el niño 'balsero' Elián González. Castro convocó la movilización el domingo en protesta por las últimas «provocaciones» de EE. UU. y acusó al presidente, George W. Bush, de intentar romper los precarios lazos que mantiene con La Habana y de planear liberar al anticastrista Luis Posada Carriles, acusado de terrorismo por la isla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos