La CHN baraja 2012 o 2013 como fechas límites para el derribo total

Medio Ambiente ya redacta el proyecto para la demolición parcial de la EDAR Intenso debate sobre este asunto en la Semana de Ecología de Torrelavega

R. Mª ECHEVARRÍATORRELAVEGA
La CHN baraja 2012 o 2013 como fechas límites para el derribo total

El Ministerio de Medio Ambiente ya ha comenzado a redactar el proyecto para la demolición parcial de la depuradora de Vuelta Ostrera (en torno al 50 por ciento), en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo. No obstante, la instalación se pondrá en marcha durante un periodo de entre seis y siete años para no dejar sin depurar los vertidos de la ría, y hasta que se busque una alternativa al saneamiento. Así lo ha confirmado el director adjunto de la Confederación Hidrográfica del Norte, Manuel Fernández, quien participó en un interesante debate sobre la contaminación del río Saja-Besaya organizado dentro de la XVIII Semana de Ecología que se celebra en Torrelavega.

En dicho debate fue especialmente interesante, también, la intervención del técnico de la Dirección General de Obras Hidráulicas de la Consejería de Medio Ambiente, Eduardo García Alonso, quien explicó que, como resultado de los estudios sobre la calidad del agua que se han realizado a lo largo del último año en 70 puntos de la costa cántabra (cuatro de los puntos de análisis se distribuyen por la ría San Martín y su desembocadura, en Suances), se deduce que, durante este invierno, el agua de esta villa no era apta para el baño. «Existen concentraciones de materia orgánica y coliformes fecales que superan los límites permitidos para el baño, y una notable falta de fauna y flora»., dijo.

Pero la mayor expectación en este debate la levantó el representante de la asociación ecologista ARCA, José Ángel Herrera, quien tras insistir en que, en un estado de derecho «no se discute la obligación de ejecutar una sentencia», señaló que el debate que se abre ahora debe dirigirse hacia cómo salir de la nueva situación que se crea como consecuencia de tener que demoler la depuradora de Vuelta Ostrera. En este sentido, Herrera calificó de «absurdo» el modelo de saneamiento que se plantea «porque implica dejar a los ríos sin agua», y propuso que se haga un modelo de saneamiento «dirigido a gestionar los ríos, no el agua», concluyó.

Fotos

Vídeos