Trefilerías exige un proyecto industrial para aceptar el convenio urbanístico

El comité de empresa aseguró ayer que se opondrá «frontalmente» al borrador del acuerdo si no contiene explícitamente un plan de futuro

N. CAVIALOS CORRALES
Trefilerías exige un proyecto industrial para aceptar el convenio urbanístico/
Trefilerías exige un proyecto industrial para aceptar el convenio urbanístico

El secretario del comité de empresa de Trefilerías Quijano, Carlos Calleja, afirmó ayer que la intención del órgano representativo de los trabajadores de la factoría corraliega es «oponerse frontalmente» al borrador del convenio urbanístico negociado por el Ayuntamiento y el grupo Celsa «mientras no garantice un proyecto industrial de futuro». Esta negativa se hará oficial tras la reunión que la próxima semana mantendrán los representantes de los trabajadores con los líderes sindicales regionales.

El comité, mientras, espera la llamada de la dirección del grupo empresarial para entablar una negociación que «debe ser global, para llegar a acuerdos que permitan hablar no solo del mantenimiento de la fábrica, sino de creación de empleo y expectativas industriales de futuro», dijo.

Según el secretario sindical de UGT, «la trayectoria del grupo Celsa hasta el momento en Los Corrales no ofrece demasiada confianza a los trabajadores, por lo que queremos que el posible acuerdo recoja taxativamente esos compromisos de futuro». De momento, añadió que «lo que está claro es que la factoría necesita más plantilla y Celsa ha negado esa ampliación durante el último año y medio».

Calleja reconoció que el borrador puede entrañar ventajas para los vecinos de Los Corrales de Buelna, «y sobre todo para Celsa», pero significó que «nada garantiza que una vez firmado el convenio Celsa no cierre una factoría en la que solo han quedado 72 trabajadores, y encima sacar un beneficio que no se podría conseguir de otro modo».

«Será un acuerdo bueno para todos si se garantiza un futuro de trabajo en la comarca, permitiendo que las viviendas que se vayan a construir, sean cuantas fueren, tengan compradores que trabajen en el entorno», afirmó.

Las palabras del secretario sindical pueden ser decisivas respecto al futuro del borrador, ya que ese preacuerdo depende de la postura que adopte el comité de empresa, según adelantó el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna, Óscar del Val, quien aseguró la semana pasada que si el comité de empresa rechaza el acuerdo también lo hará el equipo de gobierno municipal.

Convenio urbanístico

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna y el Grupo Celsa han cerrado el borrador de un convenio que permitirá el desarrollo urbanístico de 400.000 metros cuadrados, que incluyen la construcción de 900 viviendas, una nueva zona industrial de 180.000 metros cuadrados y la cesión para uso público de algunos de los principales edificios del grupo fabril.

La puesta en marcha del acuerdo parte de habilitar, en primer lugar, una zona industrial próxima al río Besaya, entre la actual planta Nissan Cantabria y Somahoz. Algo que no satisface totalmente al comité de empresa, que quiere que ese acuerdo contenga de forma concreta una garantía de futuro para la planta de Trefilerías Quijano en Los Corrales de Buelna y un proyecto industrial que asegure la creación de puestos de trabajo en el municipio.