Diez afectados por el polígono industrial recurrirán el justiprecio

La vía judicial no demorará el proyecto al estar autorizada la ocupación directa

G. L.R. Mª. E.

Diez de los 23 propietarios de terreno afectado por la construcción del polígono industrial de Tanos-Viérnoles recurrirán a la vía judicial para solicitar una mayor compensación que la que les ha ofrecido la empresa pública Sitor de la que forman parte el Ayuntamiento y el Gobierno de Cantabria.

José Manuel Cano Trueba, en presencia de otros dos afectados que no han aceptado el justiprecio que se les ha ofertado, explicó ayer que aspiran a conseguir «una tasación con el valor real de las fincas», ya que consideran que no se ha tenido en cuenta el valor de árboles ni de algunas construcciones.

Los propietarios que no han aceptado el justiprecio (ayer se cerró el proceso administrativo previo a la expropiación) dijo Cano que son titulares de casi la mitad del suelo afectado.

La vía judicial anunciada no demorará el desarrollo del proyecto, por cuanto que al estar catalogado como de interés general, la culminación, ayer, del expediente faculta a los promotores a disponer de la totalidad del terreno delimitado.

De una superficie bruta de 325.000 metros cuadrados, descontados accesos y espacios comunes quedarán 184.000 metros para naves industriales. El polígono tendrá una distribución rectangular con un frente de más de un kilómetro y 250 metros de sección, y contará en su parte central con una amplia avenida por la que se accederá a viales laterales de servicio.