Sanitarios formados para atender casos de malos tratos

Torrelavega cuenta ya con dos centros de salud, Dobra y Covadonga, preparados para prestar apoyo a las víctimas

R. Mª ECHEVARRÍATORRELAVEGA
Sanitarios formados para atender casos de malos tratos/
Sanitarios formados para atender casos de malos tratos

El centro de salud Dobra de La Inmobiliaria desde hace unas semanas, y el del barrio Covadonga a partir de hoy, cuentan con profesionales específicamente preparados para prestar apoyo, tanto sanitario como psicológico, a aquellas mujeres víctimas de malos tratos en el ámbito familiar que, voluntariamente, quieran dar a conocer este problema.

'Si sufres violencia podemos ayudarte. Puedes contar con nosotros', es el lema de esta iniciativa de la Consejería de Sanidad, incluida en el Plan Nacional contra la Violencia de Género, en la que Torrelavega es pionera y que, en su primera fase, consiste en la preparación de los profesionales sanitarios de los centros de Atención Primaria (médicos de familia, enfermería, matrona, fisioterapeuta, trabajadora social, psicólogo y personal de urgencias). Estos cursos, de 21 horas de duración, ya han sido impartidos en Reinosa, Suances y Torrelavega y, a lo largo del resto del año, se extenderán a todos los centros de salud de las distintas gerencias de Atención Primaria.

La consejera de Sanidad, Rosario Quintana, especialmente sensibilizada con este problema, dio a conocer ayer este proyecto para intentar poner remedio a lo que calificó como una «epidemia silenciosa», la de los malos tratos a la mujer. Lo hizo en el transcurso de una visita al centro de salud del barrio Covadonga, en la que estuvo acompañada por el director general de Salud Pública, Santiago Rodríguez, y por la responsable de la Gerencia Torrelavega-Reinosa, Ana Tejerina.

Preguntar y ayudar

Así, a partir de ahora, y tal como se ha establecido en el protocolo de atención sanitaria, a todas las mujeres que acudan a la consulta de su médico de cabecera se les preguntará si son víctimas de malos tratos. En caso afirmativo, los profesionales del centro estarán preparados para poder atenderla en todos los ámbitos.

A falta de datos propios sobre la incidencia de este problema en Torrelavega, Quintana informó ayer de que el año pasado en Cantabria se presentaron 660 denuncias policiales por malos tratos «y recordar que, en 2004, hubo dos muertes por este motivo, una de ellas en Torrelavega», dijo. «A partir de ahora, con este nuevo plan podremos tener datos propios sobre el número de víctimas de malos tratos». Aunque muchos de estos casos no se ponen en conocimiento de la Policía, por el miedo de la víctima, en Torrelavega el pasado año 2005 el número de denuncias por delitos de malos tratos registró un fuerte incremento, presentándose 96 denuncias, un 41,2% más que las presentadas en 2004.