Gobierno y médicos suman sus fuerzas para prohibir fumar en todos los bares

La ministra de Sanidad no descarta que la medida se aplique en breve Los facultativos reclaman que se lleve a efecto en un plazo de uno o dos años

AGENCIASMADRID
Gobierno y médicos suman sus fuerzas para prohibir fumar en todos los bares/
Gobierno y médicos suman sus fuerzas para prohibir fumar en todos los bares

La guerra contra el tabaco, y por ende contra los fumadores, no parece haber acabado con la aplicación de la Ley promovida desde el Ministerio de Sanidad. Ahora, Gobierno y médicos han sumado sus fuerzas, o al menos parecen hacerlo en ciernes, para dar una nueva vuelta de tuerca al ya dilatado horizonte de prohibiciones: acabar con el humo en todos los bares, con independencia de su tamaño.

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, anunciaba ayer por sorpresa que estudia la posibilidad de «ir un paso más allá» en los locales de restauración de menos de 100 metros cuadrados, a los que la Ley del Tabaco permite decidir si son espacios libres de humo (en Italia, por ejemplo, la prohibición no entiende de metros cuadrados). En una entrevista con el programa 'Ruedo Ibérico' de Antena 3, Salgado afirmó que si «en un plazo razonable de un año» sigue existiendo la circunstancia de que «solo un 25 por ciento de la población fuma y, sin embargo, la mayoría» de los bares pequeños continúan siendo locales donde se fuma, habrá que dar «un paso más allá» como ha ocurrido en otros países.

La ministra subrayó que se habían hecho previsiones de ser «muy estrictos» en los centros de trabajo y «más flexibles» en la restauración «con la idea de que al haber un porcentaje mayor de no fumadores habría locales de restauración de menos de 100 metros que decidirían ser espacios sin humos». Sin embargo, «esto se está produciendo de forma más lenta» de la prevista.

Al mismo tiempo, destacó que el comportamiento de sindicatos, empresarios y trabajadores en los centros de trabajo «es ejemplar», así como arremetió contra la guerra de precios en la que están inmersas las tabaqueras. Rehusó la posibilidad de negociar. Y no solo con las fábricas, sino también con los quiosqueros: «la mayoría no tenían permiso para vender tabaco a excepción de 512 quioscos y 3.000 establecimientos.», recordó.

Todos a una

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que integra a 40 sociedades médicas, ha sido uno de los primeros en sumarse al anuncio de la ministra. A su juicio, ese ir más allá dentro de uno o dos años sería un «plazo razonable».

Idéntica opinión expresó el coordinador de Tabaquismo de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid), Carlos Jiménez. A su juicio, la opción elegida por el 99 por ciento de los bares pequeños de permitir fumar es el «camino fácil» a corto plazo para defender el negocio, pero «a medio o largo plazo los no fumadores serán conscientes de lo agradable que es tomarse un café sin soportar el humo» y reclamarán más establecimientos de este tipo. «El 70 por ciento de la población es no fumadora y la opción segura a medio o largo plazo es convertir los espacios pequeños en libres de humo», agregó.

Jiménez, finalmente, confió también que la Ley anti Tabaco se traduzca en una disminución de un 30 por ciento el consumo de tabaco en España, aunque no es menos cierto que, según sus tesis, éso solo supondrá que solo un 4 por ciento de los fumadores dejará el hábito.

Fotos

Vídeos