Jornada negra en Irak con al menos 30 muertos

Doce personas mueren en el ataque más sangriento

EFE|BAGDAK
Jornada negra en Irak con al menos 30 muertos

Al menos 30 personas murieron y más de 80 resultaron heridas en las últimas 24 horas en una serie de ataques perpetrados en distintas partes de Irak. En el ataque más sangriento, al menos doce personas murieron y otras ocho resultaron heridas de gravedad después de que un suicida detonase su carga explosiva en un microbús en el barrio chií de Kademiya, en Bagdad.

Según los informes policiales, el suicida, que también resultó muerto, se subió al microbús y activó su artefacto una vez dentro, no se sabe si a propósito o por error.

En un atentado similar perpetrado hoy en un restaurante en Mosul, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, al menos seis personas murieron, entre ellas un policía, y otras 22 resultaron heridas. Las fuentes policiales explicaron que el atentado tuvo lugar cuando un suicida hizo explotar un artefacto al entrar en el restaurante "Abu Ali", cerca de una comisaría de policía de la ciudad, a una hora habitual de desayuno para los agentes. Entre los heridos se encuentran diez policías iraquíes.

Cinco camioneros asesinados

Por otra parte, cinco camioneros secuestrados el domingo fueron encontrados hoy muertos en la provincia de Salah El Din, a 70 kilómetros al norte de Bagdad. Los cinco camioneros murieron por disparos en la cabeza después de haber sido secuestrados en la zona de Al Nibaí, donde otros cuatro chóferes murieron ayer supuestamente en el mismo ataque de insurgentes.

Además, un atentado con bomba en el centro de Bagdad causó la muerte a un albañil y heridas de diversa consideración a otros 22 que esperaban en una cola para ser contratados en alguna obra cercana.

Los 23 obreros afectados por la explosión -cuyo objetivo no sido aclarado- fueron trasladados a un hospital, donde uno falleció y otros dos se encuentran en estado grave.

También en Bagdad, dos civiles estadounidenses resultaron heridos cuando dos artefactos explosivos estallaron al paso de su convoy de todoterrenos en la calle Al Qanat, en el este de la capital. Según fuentes policiales iraquíes y del mando militar, uno de los vehículos fue destruido en la explosión, que causó heridas a al menos diecinueve civiles iraquíes.

Dos muertos en otro coche bomba

Además, otro coche bomba ha explotado en un barrio en el sureste de Bagdad, y dejó al menos dos muertos y quince heridos, según informaron fuentes de la policía. El automóvil estalló a las 14.35 hora local (11.35 GMT), cuando Fadel al Beree, gobernador de la localidad de Al Madaen, a 25 kilómetros al sureste de Bagdad, salía de la sede de la gobernación, informó a EFE el oficial de policía Salam Jatab.

La fuente aseguró que el explosivo situado en el coche fue activado por control remoto. El coche bomba, añadió la fuente, estaba aparcado en un lateral de la carretera en las inmediaciones de un mercado popular del barrio de Yisr Diyala. La explosión destruyó tres vehículos y provocó graves daños materiales en cinco tiendas del mercado, además de la rotura de numerosas ventanas en los edificios colindantes, agregó.