La Fiscalía británica acusará a los policías que vigilaron a Menezes

El brasileño fue abatido de ocho disparos al creerse que era un terrorista

EFELONDRES

La fiscalía británica prevé acusar de obstrucción a la justicia a los policías que se ocuparon de vigilar al brasileño Jean Charles de Menezes, a quien otros agentes mataron a tiros al creer que se trataba de un terrorista, publicó ayer «The Independent on Sunday».

Según el diario, el fiscal general presentará cargos contra los agentes del servicio de vigilancia que falsificaron unos datos sobre la operación para que la responsabilidad por la muerte por error del joven recayera en sus compañeros de la brigada armada, que fueron los que al final apretaron el gatillo. De Menezes murió el pasado 22 de julio en la estación de Stockwell del metro de Londres al recibir ocho disparos de un agente que le confundió con uno de los autores de los atentados fallidos de la víspera.

Ocho tiros

El agente, que le disparó a bocajarro ocho tiros en la cabeza, habría recibido confirmación de la unidad de vigilancia de que el joven electricista era el sospechoso que buscaban.

El fiscal, cuyo informe final se espera para Semana Santa, ha estudiado el dossier que le presentó hace unas semanas la Comisión Independiente de Quejas a la Policía (IPCC), que ha investigado las circunstancias de la muerte de De Menezes. En ese informe, la IPCC revelaba una sospechosa manipulación de datos en un diario de la Brigada Especial de vigilancia, en el que se detallaban los últimos movimientos del brasileño.

Según la IPCC, alguien cambió la redacción del citado diario para ocultar que los agentes habían identificado erróneamente al joven como uno de los terroristas de los ataques del 21 de julio.

Así, cuando uno de los miembros de la Brigada Especial informa de que Menezes es el presunto terrorista Husein Osman, se recoge en el diario con la frase «era Osman», pero esas palabras se cambiaron luego a «y no era Osman».