La Liga Norte se plantea abandonar la coalición tras la dimisión del ministro Calderoli

EFEROMA

La federalista Liga Norte, miembro de la coalición conservadora que gobierna Italia, señaló ayer que se plantea concurrir en solitario a los próximas elecciones generales de abril, después de la forzada dimisión del líder «liguista» Roberto Calderoli como ministro para las Reformas.

Así lo indicó el titular de Trabajo y miembro del mismo partido, Roberto Maroni, que precisó que la situación se evaluará en el consejo federal previsto para hoy, lunes.

Calderoli dejó su cargo el sábado tras la polémica suscitada por su decisión de ponerse una camiseta estampada con una de las viñetas de Mahoma, lo que hizo que todos le apuntaran como causante de las protestas contra Italia en Bengasi (Libia) que el viernes dejaron once muertos.

Maroni criticó al primer ministro, Silvio Berlusconi, por «vincular inmediatamente los hechos de Bengasi con la camiseta de Calderoli», antes incluso de que lo hiciera la oposición. También condenó al viceprimer ministro, Gianfranco Fini, de Alianza Nacional, por hacer declaraciones «arrogantes» sobre el papel en la coalición de la Liga Norte, partido minoritario.

La Liga Norte, artífice de una amplia reforma constitucional de corte federalista, forma parte desde el inicio de la legislatura de la alianza gobernante, integrada además por la Alianza Nacional, la UDC y Forza Italia.