Serbios y kosovares se reúnen en Viena para decidir el futuro de Kosovo

ENRIQUE MÜLLERCORRESPONSAL EN BERLÍN
Serbios y kosovares se reúnen en Viena para decidir el futuro de Kosovo

Siete años después de que los aviones de la OTAN expulsaran al ejército serbio de Kosovo, representantes de Belgrado y Pristina se reunieron por primera vez ayer en Viena para discutir sobre el futuro estatus de la provincia serbia, que está administrada actualmente por Naciones Unidas y donde la mayoría de la población es de origen albanés.

Aunque la primera reunión tiene como tema principal la 'descentralización' de la provincia, un aspecto que pretende asegurar los derechos de la minoría serbia que aún vive en Kosovo, el tema central de las negociaciones será la independencia de Kosovo, una posibilidad que es rechazada categóricamente por Belgrado. Las negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo pueden prolongarse todo el año y estarán bajo la coordinación de Matti Athassari.

La delegación albanesa de Kosovo advirtió que la independencia de la provincia estaba por llegar. «Queremos resolver el estatus lo antes posible, pero la independencia se aproxima», dijo el jefe de la delegación kosovar, Lufti Haziri.