Detectan signos de vida en el colegio sepultado en Filipinas

EFEMANILA

Un equipo de rescate que trabaja en la aldea filipina de San Bernardo, sepultada por un alud de tierra el viernes, detectó ayer signos de vida de unas 50 personas en la zona donde se encontraba un colegio en el que había 246 alumnos y siete profesores.

La funcionaria filipina Eva Tomol, de la oficina de la gobernadora de la isla de Leyte, en cuya jurisdicción se encuentra San Bernardo, declaró que los signos de vida se detectaron sobre las 18.43 hora local. Tomol añadió que a las 20.20 hora local todavía no había sido rescatado ningún superviviente del centro de educación. Los estudios realizados en la zona indican que el colegio se encuentra sepultado a unos 25 ó 30 metros de la superficie.

Dificultades por las lluvias

Las operaciones de rescate en la aldea filipina de San Bernardo se suspendieron en la noche del domingo debido a la lluvia, anunció la gobernadora de la provincia de Leyte, Rosette Lerias. En una rueda de prensa televisada, la gobernadora explicó que la fuerte lluvia que caía ponía en peligro la vida de los trabajadores y por ello se decidió suspender los trabajos.

El balance actual de víctimas es de 81 fallecidos, de ellos 36 identificados, 996 desaparecidos, 1.645 personas refugiadas en cuatro centros de evacuados y otras 15.000 que reciben atención de las autoridades.