La Audiencia respalda la actividad de la gestora de IU

Rechaza la petición de la concejal Esther García de suspender cautelarmente el funcionamiento de este órgano

C. DE LA P.SANTANDER
La Audiencia respalda la actividad de la gestora de IU

La Audiencia de Cantabria no suspenderá de forma cautelar la actividad que desde noviembre de 2004 viene desarrollando la Comisión Gestora de Izquierda Unida de Torrelavega. De este modo, el tribunal rechaza la petición formulada por la concejal de IU, Esther García Díaz, en representación de la Asamblea Local de IU de Torrelavega y del Consejo Político Local, que había solicitado vía judicial la suspensión de toda actividad de la Comisión Gestora en tanto recayera sentencia en el procedimiento judicial que enfrenta a ambas fracciones.

En la demanda que la edil mantiene contra la Gestora de IU en la ciudad del Besaya, García había pedido que para evitar «riesgos externos», se paralizara la actividad de la gestora, así como que este órgano se abstuviera «de tomar acuerdos, realizar actuaciones o declaraciones en nombre de IU de Torrelavega o participar en representación de IU en cualquier acto o reunión».

Además, para evitar «riesgos internos», solicitaba que prohibiera a la gestora convocar asambleas, reuniones, etc. , así como participar en nombre de IU de Torrelavega en las reuniones de cualquier órgano de dirección de IU Regional o Federal o realizar afiliaciones. Exigía también el desbloqueo «inmediato» de las cuentas corrientes a nombre de la Asamblea de IU de Torrelavega y que ceden en el uso del local del partido.

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Torrelavega ya había rechazado desposeer a la gestora de IU de toda responsabilidad, auto judicial que ahora ha sido confirmado por la sección segunda de la Audiencia. Dice este tribunal que en este litigio, que nace de las desavenencias entre militantes de IU de Torrelavega, no existe peligro de «mora procesal», es decir, que no se tienen por qué producir retrasos en la tramitación de la causa que aconsejen medidas cautelares. Tampoco advierte «apariencia de buen derecho». Recuerda la Sala que el enfrentamiento entre militantes nace de la celebración de dos asambleas diferentes celebradas el 3 de noviembre de 2004 y que la gestora sustituta de la dirección local de IU en Torrelavega surgió de una asamblea celebrada en la Casa de Cultura que fue convocada por la presidencia regional del partido.

El tribunal avanza en este sentido que tal actuación «no parece contraria a derecho» toda vez que la presidencia, de acuerdo con los estatutos regionales, es el órgano regular de dirección de IU en Cantabria y tiene entre sus funciones la de organizar las actividades políticas. A juicio del tribunal, entre estas actividades está «la de dotar al partido de estructuras adecuadas para la consecución de sus objetivos, e imponer sus criterios organizativos en todos los niveles por razones elementales de jerarquía, cohesión o actuación unitaria del partido».

En resumen, que, a juicio del tribunal, se trató de una decisión que tomó la asamblea local de Torrelavega, convocada por la dirección regional, acerca de la administración provisional del partido en la localidad, por lo que no cabe ahora su nulidad.