El Gobierno regional aprueba el PSIR del edificio Moneo para sede central

El derribo del Palacio de Puertochico comenzará en el mes de mayo y la nueva construcción se ejecutará en dos años con 40 millones de euros de presupuesto

ISABEL AROZAMENASANTANDER
El Gobierno regional aprueba el PSIR del edificio Moneo para sede central

La construcción del edificio Moneo para sede administrativa ha entrado en su recta final. El Gobierno de Cantabria aprobó en su reunión del pasado jueves el Proyecto Singular de Interés Regional (PSIR) del nuevo inmueble, con un plazo de ejecución aproximado de dos años y un presupuesto de 40 millones de euros.

El consejero de Presidencia, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Vicente Mediavilla, explicó ayer que las obras de derribo del edificio actual de Puertochico comenzará en el mes de mayo. Una vez aprobado el PSIR, el Ejecutivo cántabro iniciará los trámites para licitar y adjudicar las obras. La misma empresa abordará el derribo del viejo edificio y la construcción del nuevo.

Alegaciones rechazadas

Al PSIR se presentaron 2.274 alegaciones que han sido rechazadas en su totalidad porque no perseguían «enriquecer el proyecto», dijo el consejero, sino que se mostraban en contra. Además de reclamaciones, el Gobierno regional ha recibido 290 correos electrónicos y 1.870 firmas. El consejero apuntó que actualmente se están contestando las alegaciones, y calculó que este proceso concluirá el próximo martes.

Mediavilla se refirió a la importancia de la construcción de esta sede central, para mejorar los servicios de atención al ciudadano y subrayó que la remodelación de la glorieta de Tetuán, para finalizar con los problemas de tráfico que se producen en horas punta, se incluye también como PSIR.

El proyecto singular fue aprobado esta semana de forma provisional por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (Crotu) y el Gobierno de Cantabria ratifica ahora la aprobación definitiva.

El consejero indicó que en la Crotu se registró la abstención «que no rechazo» de los colegios profesionales (arquitectos, abogados, geógrafos e ingenieros de caminos) y el único voto en contra fue del concejal del Ayuntamiento de Santander, presente en representación de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC).

Precisamente, Mediavilla mencionó la pregunta que otro de los representantes de la federación, el alcalde regionalista de Guriezo, realizó al concejal santanderino sobre si la oposición sería la misma si el presidente de Cantabria fuera del PP. «Nos quedamos sorprendidos porque fue incapaz de contestar», relató, por lo que, a su juicio, «el que calla otorga».

Previamente, el proyecto fue aprobado por la ponencia técnica con la abstención de los colegios profesionales y el voto en contra de los técnicos de la Federación de Municipios, según reconoció Mediavilla.