Bono teme un incidente con Rusia por el despliegue de cazas españoles en Lituania

C. CALVARCOLPISA. MADRID

El ministro de Defensa, José Bono, teme un incidente grave con Rusia a causa del despliegue de cuatro cazas españoles 'Mirage F-1' en Lituania, previsto para el próximo mes de agosto en el marco de una misión de la OTAN de vigilancia y control del espacio aéreo de los países bálticos. Un portavoz de Defensa explicó que Bono quiere introducir reservas al uso por la Alianza de esos aparatos, para que cualquier interceptación o derribo de objetivos tenga que ser autorizada antes por la cúpula militar española.

Los cuatro aviones, de la base albaceteña de Los Llanos, se desplegarán el 1 de agosto en la base de Siauliali, al norte de Lituania, para cumplir el compromiso asumido por la OTAN en febrero del 2004 de proteger a los estados recién incorporados a la Alianza sin recursos para defenderse. Es el caso de Eslovenia, cuya defensa asumió Italia, y también de Letonia, Estonia y Lituania, para quien la OTAN diseñó un turno rotatorio de vigilancia que irritó al Gobierno de la vecina Rusia, que considera la decisión poco amistosa.

La operación le costará a España 1,3 millones de euros y supondrá movilizar a 35-40 efectivos que estarán en alerta constante para neutralizar los aparatos no identificados que penetren en el cielo de la OTAN.