Una patrullera mauritana rescata con vida a 75 inmigrantes en dos pateras a la deriva

El lunes fueron avistadas por un barco italiano que dio la alarma, y ayer fueron localizadas por los servicios de guardacostas de Mauritania

EFE | NUAKCHOT

Una patrullera mauritana ha rescatado con vida a los 75 inmigrantes que iban a bordo de dos pateras que llevaban tres días a la deriva en aguas de Mauritania, según ha informado hoy la representación de la Media Luna Roja en este país magrebí.

Los inmigrantes rescatados han sido trasladados a la gendarmería de la localidad de Emhaigratt, situada 120 kilómetros al norte de la capital, Nuakchot, donde están recibiendo los primeros auxilios, según ha declarado el representante de la Media Luna Roja en Nuadibú, Ahmedou Uld Haye, quien ha añadido que fue un barco italiano que estaba en la zona el que dio la alerta el lunes por la tarde al avistar una de las pateras a la deriva, y que ayer una patrullera de los servicios de vigilancia costera de Mauritania lograba localizar ésta embarcación y una segunda con 75 inmigrantes a bordo en total. Al parecer, la patera había partido el pasado domingo del puerto de Nuadibú, situado junto a la frontera de Mauritania con el Sáhara Occidental, en dirección a las islas Canarias. Fuentes de la Cruz Roja en Mauritania habían informado en un principio de que había sido localizada una patera con 40 inmigrantes a bordo.

Cuarenta y cinco inmigrantes irregulares subsaharianos perecieron ahogados al naufragar el pasado domingo en aguas de una zona comprendida entre el Sáhara Occidental y Mauritania otras dos pateras que se dirigían hacia el archipiélago español de las Canarias. En el primer naufragio murieron 23 inmigrantes irregulares, mientras que otros 20 pudieron ser rescatados con vida, y en el segundo perecieron otros 22 inmigrantes y 24 fueron rescatados. En una de las pateras que naufragaron viajaban 38 malienses, tres gambianos, un nigeriano y un marfileño, mientras que a bordo de la otra se hallaban 25 inmigrantes irregulares de Guinea Bissau, 19 de Gambia, uno de Mali y un mauritano.

Los supervivientes fueron trasladados a la ciudad de Nuadibú, junto a la frontera entre Mauritania y el Sáhara Occidental, donde son atendidos por las autoridades mauritanas y por organizaciones humanitarias a la espera de poder repatriarlos a sus países de origen. Las dos pateras siniestradas habían también habían zarpado de una zona próxima a Nuadibú y se dirigían a las islas Canarias.

Más de 10.000 subsaharianos esperan para marchar a Canarias

Se calcula que entre 10.000 y 15.000 inmigrantes irregulares subsaharianos se concentran en diferentes asentamientos de la costa atlántica de Mauritania y del Sáhara Occidental a la espera de poder cruzar en pateras los cien kilómetros que separan estas costas de las islas Canarias. España supervisará la puesta en práctica de un programa de la Unión Europea (UE) de lucha contra la inmigración clandestina en colaboración con los países emisores y de tránsito de estas migraciones, esencialmente Marruecos y Mauritania.

El programa, denominado Sea Horse, tiene una dotación inicial de dos millones de euros y prevé, entre otras medidas, la creación de patrullas mixtas entre guardacostas españoles y mauritanos para luchar contra este fenómeno. El programa forma parte de la iniciativa europea Rutas migratorias, en el que colaboran España, Marruecos, Mauritania, Cabo Verde, Senegal, Italia, Alemania, Portugal, Francia y Bélgica.