La patronal recuerda que ellos también son víctimas

EUROPA PRESSMADRID

El secretario general de la patronal vasca Confebask, José Guillermo Zubia, aseguró ayer que en los últimos atentados de ETA contra empresas y en la extorsión a los empresarios también hay víctimas: «el empresario, su familia y los propios trabajadores», por lo que pidió que este asunto se tome con «absoluta seriedad». Consideró que «por la paz hay que arriesgarse y merece la pena incluso equivocarse». Zubia recordó unas palabras del político socialista Fernando Buesa, asesinado por ETA, quien decía que «hay violencia que mata y hay otra violencia que no deja vivir». «Estamos afortunadamente, y no deja de resultar irónico, en la segunda situación», indicó.

Fuentes procedentes de Confebask señalaron que las misivas «constituyen una muestra más de la crueldad y del desprecio» de ETA hacia «quienes son víctimas de sus acciones de chantaje, violencia y coacción, que ahora son los empresarios, sus familias y los trabajadores de las empresas amenazadas». Y añaden que esta campaña representa «un jarro de agua fría contra las esperanzas» que tiene la sociedad vasca de un proceso de paz.