AURELIA BONET PROFESORA DE FÍSICA / «Las mujeres deben ganarse el sitio»

Tener seis hijos no le impidió desarrollar la carrera académica que quería

V. S.SANTANDER
AURELIA BONET PROFESORA DE FÍSICA / «Las mujeres deben ganarse el sitio»/
AURELIA BONET PROFESORA DE FÍSICA / «Las mujeres deben ganarse el sitio»

Instalada en la excelencia desde niña (fue el mejor expediente académico en el colegio de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, de Valencia y premio extraordinario en el examen de Estado para ingresar en la universidad), a los 78 años, Aurelia Bonet considera el sentirse «muy querida» el gran éxito de su vida. No sólo por el entorno familiar («sin mi marido, Eugenio Villar, no hubiera hecho nada»), sino por promociones y promociones de licenciados de Físicas y Medicina de la Universidad de Cantabria, la que fue su casa desde el curso 71-72.

Leerse el 'currículum abreviado' que Bonet ofrece requiere cinco minutos de reloj, de modo que cabe preguntarse cómo será el que no comprime sus méritos. A 'groso modo' hay que reseñar que se licenció en Químicas y que fue la primera doctora en Física de la Politécnica de Valencia, donde además fue la única profesora en formar parte del equipo docente fundador.

De su paso por la Universidad de Cantabria guarda recuerdos imborrables. Tenía fama de estricta («siempre me tomé la docencia muy en serio. Es lo más gratificante del mundo: te pagan para que cada día sepas más»), pero recibió homenajes de los alumnos cuando se jubiló, algo que la desborda de orgullo.

Nunca sintió diferencias en su profesión por su condición femenina ni cree que el camino haya sido duro, gracias a que, de pequeña, le inculcaron el espíritu de trabajo. «Las mujeres deben ganarse el sitio», mantiene. Eso sí, los seis hijos que tuvo (dos murieron) le retiraron de la carrera académica durante 10 años. «La familia es muy importante. Hice lo que tenía que hacer en aquel momento». Hoy, repetiría. Todo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos