Los árbitros aún no han decidido si van a desconvocar la huelga para el fin de semana

Aunque para el miércoles se les habrá abonado la cantidad que se les debe, su exigencia era "tener el dinero en nuestras cuentas" el viernes

EFE | MADRID

Eduardo Iturralde González, el portavoz del colectivo arbitral, ha aclarado que el "paro previsto para la próxima jornada en Primera y Segunda División continúa", a pesar de que la Federación Española de Fútbol había anunciado que la huelga había sido desconvocada. Iturralde ha señalado que "el paro no se ha desconvocado y continúa porque los únicos que la pueden desconvocar son los convocantes. Y esos somos los árbitros", ha indicado el colegiado internacional. La comisión arbitral, que decidió acudir a la huelga por el impago del sueldo correspondiente a los dos últimos meses, tiene prevista una reunión a las 20.30 horas de hoy para analizar la nueva situación creada. "Creo que ha sido un desliz del señor Jorge Carretero -portavoz de la Junta Directiva de la RFEF- que anunció el fin del paro", ha declarado Iturralde.

"La confusión ha venido porque la Liga de Fútbol Profesional tiene el dinero para pagar la deuda a los árbitros. Pero nuestra exigencia es que el viernes queremos tener el dinero en nuestras cuentas. Y eso es técnicamente imposible porque las transferencias bancarias tardan, al menos, dos días. Por lo tanto, el dinero no llegará hasta el miércoles", ha explicado Iturralde González. La Federación Española de Fútbol había anunciado que la huelga de árbitros de Primera y Segunda División para el próximo fin de semana se daba por desconvocada tras el anuncio de la Liga de Fútbol Profesional de abonar los 1.826.000 euros que adeuda a los colegiados mediante doscientas transferencias a la RFEF.

"En la reunión de esta tarde noche vamos a explicar a los compañeros la nueva situación. Y ellos tienen que decidir si aceptan que el dinero esté en la cuenta el miércoles y no el viernes. Somos nosotros los que tenemos que decidir esto y nadie más", continuó el árbitro internacional. Iturralde ha insistido en la autonomía del colectivo arbitral. "Quiero trasladar a la opinión pública que a nosotros no nos maneja nadie. La gente puede pensar que son los árbitros los que convocan la huelga y resulta que la desconvoca la Federación. Somos los árbitros los que tienen que decidir si se terminan los paros o no", ha insistido.

El portavoz arbitral aclaró que su intención es que "antes de las doce del mediodía de mañana tengamos las respuestas por correo electrónico de todos los árbitros para ver qué deciden. Si el paro continúa o se acepta que el pago llegue el miércoles y entonces arbitramos los partidos", ha reiterado.

La LFP transfiere la cantidad adeudada a la RFEF

José Luis Astiazarán, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), ha anunciado este mediodía, tras una reunión de la Comisión Delegada, que el organismo que preside había tomado el acuerdo de transferir a la Federación Española de Fútbol (RFEF) el dinero que se adeuda a los árbitros. Astiazarán ha comentado que se acababa de "dar la orden para hacer doscientas transferencias a la RFEF con los nombres de los árbitros de Primera y Segunda, por el monto total que se les adeuda, para que no haya la menor duda al respecto, ni problemas de interpretación sobre en qué se debe emplear ese dinero".

"La LFP ha mostrado su interés en que haya normalidad el domingo en la jornada de fútbol y que los árbitros puedan centrarse en su trabajo y no haya nada que los distorsione", ha añadido su presidente, antes de resaltar que la suma total de las 200 transferencias que se hacían a la RFEF cubría "el cien por cien de todos los conceptos que se les adeudaba a los colegiados", aunque en ningún momento ha querido hablar de cantidades individuales ni del monto total que suponía. "Lo único que queremos dejar claro con estas doscientas transferencias en las que figura, en cada una, el nombre del árbitro implicado, es el destino para el que se debe emplear el dinero por parte de la RFEF", ha indicado Astiazarán.

"Con este sistema no habrá problemas como con otras partidas económicas a compensar con la RFEF", ha referido el presidente de la Liga al informar de los acuerdos tomados tras más de cuatro horas de reunión en la Comisión Delegada. Astiazarán también ha querido agradecer públicamente la labor del Consejo Superior de Deportes (CSD) y de su presidente, Jaime Lissavetzky. "El CSD conoce que había voluntad de pago por parte la Liga y el secretario de Estado ha estado continuamente informado. Esta misma mañana he hablado en varias ocasiones con él. Su apoyo y comprensión ha sido importante a la hora de tomar este acuerdo".

El enfrentamiento RFEF-LFP está, sin embargo, lejos de solucionarse a corto plazo, según de desprende de las palabras de José Luis Astiazarán. "El mundo del arbitraje es una parte importante del fútbol y por eso queremos que sean independientes, que puedan tomar sus propias decisiones y no estar regidos por una de las partes. Con nuestra actuación, los árbitros podrán cobrar lo que les corresponde si la RFEF les paga ahora", ha subrayado. "La LFP ha dado muestras de diálogo y ha asistido a reuniones a las que la RFEF no se ha dignado acudir. No ha habido buena fe por parte de la federación, ni es éste ni en otros asuntos".