El Sevilla quiere acercarse a una plaza en las semifinales de la UEFA

El equipo de Juan de Ramos afronta el encuentro contra el conjunto ruso en el mejor momento de la temporada

P. VILCHESSEVILLA

El Sevilla llega quizá en su mejor momento de la temporada al duelo de ida de cuartos de final de la Copa de la UEFA que le enfrenta hoy, miércoles, al Zenit de San Petersburgo, en la caldera del Sánchez Pizjuán. Ambos equipos han hecho historia al alcanzar por vez primera esta ronda, pero ni mucho menos se conforman y ansían seguir creciendo.

Tras vencer de forma consecutiva al Atlético y al Valencia, los hispalenses se encuentran a sólo dos puntos de puestos de 'Champions' y afrontan esta cita como grandes favoritos y pletóricos de moral. Si el estado de ánimo es excelente y la respuesta futbolística del equipo invita al optimismo andaluz, en el capítulo de baja si existe cierta merma, sobre todo en la banda derecha por culpa de las bajas de Alves y Navas, ambos sancionados.

No son los únicos problemas que debe afrontar el técnico manchego, ya que siguen de baja por lesión los centrales Ocio y Dragutinovic, por no recordar ya al delantero de origen congoleño Makukula, que no ha debutado esta temporada por una grave dolencia de rodilla. En la zona ancha regresa a la convocatoria el italiano Maresca, pero aún no está a tope tras una prolongada lesión. En la portería, Notario acaba de superar una dolencia y Palop lleva semanas renqueante, por lo que Juande ha tenido que citar a Vargas, portero del filial.

El equipo ruso, que ya se ha enfrentado al Sevilla en dos recientes fases de grupos de la UEFA y logró un empate (1-1) y una victoria (2-1), las dos veces en su maltrecho terreno, espera seguir con esa buena racha, aunque sus futbolistas asumen que una eliminatoria de esta envergadura en nada se asemeja a una liguilla. Sorprendente verdugo en las rondas anteriores del Marsella y el Rosenborg, el Zenit es uno de los equipos más ofensivos de su país, con Arshavin y Kerzhakov como pareja de delanteros.