La Comisión Arbitral se reunirá seis horas antes del Barça-Madrid

Los árbitros siguen firmes en su idea de ir a la huelga si no cobran

EFEMADRID

La Comisión Arbitral para la Primera y la Segunda división, responsable de las designaciones de esta temporada, se reunirá a las 16 horas del próximo sábado, según confirmó Antonio Jesús López Nieto, integrante de la misma en representación de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Lopéz Nieto indicó que el pasado martes día 28 él y Antonio Martín Navarrete, también integrante de esa Comisión Arbitral de forma consensuada entre la Federación y la Liga, pidieron una reunión «urgente» a Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) e integrante de la citada comisión en representación de la Federación.

Según López Nieto, que pretendía aportar en esa reunión «una solución de acuerdo a la ley» ante el problema de la huelga arbitral, Sánchez Arminio le respondió esta mañana y fijó las 16 horas del sábado 1 de abril para celebrar el encuentro.

Los árbitros de Primera y Segunda están dispuestos a hacer huelga el próximo fin de semana, durante la jornada 31 del campeonato, si no cobran los dos meses que se les adeudan el viernes 31 de marzo.

El sábado 1 de abril están fijados tres partidos de Primera, Zaragoza-Villarreal y Real Sociedad-Málaga, ambos a las 20 horas, y Barcelona -Real Madrid, a las 22 horas. En Segunda ha programados cuatro encuentros, todos a las 18.30 horas: Poli Ejido-Castilla, Tenerife-Ciudad de Murcia, Sporting-Hércules y Eibar-Numancia.

Los sustitutos

El ex colegiado López Nieto explicó también que la Comisión Arbitral de la que forma parte no tiene competencias para designar árbitros de Segunda división B para pitar, como ocurrió en la temporada 1997-98 durante el último paro arbitral, y que el único que podría tomar esa decisión es el Comité Técnico de Arbitros (CTA).

Aquel paro, llamado «jornada de reflexión» por los propios árbitros en respuesta a las numerosas críticas recibidas por sus actuaciones, se produjo durante el 29 y el 30 de noviembre de 1997 y fue secundado por todos los árbitros de Primera y la mayoría de Segunda. Todos los partidos se jugaron, aunque mayoritariamente con colegiados de categorías inferiores.

López Nieto reiteró que el rechazo de los árbitros de cobrar lo que se les adeuda directamente de la Liga «no es un problema de cobro» .