El club deberá designar otro consejero para sustituir a Elejalde

F. F.-C.SANTANDER

El Consejo de Administración del Racing, reunido ayer con carácter de urgencia, aceptó la dimisión de Juan Elejalde, que presentó su renuncia al puesto que ocupaba en el órgano rector del club el pasado sábado «de forma irrevocable» tras las divergencias surgidas con algunos otros de sus componentes. Según han explicado los mandatarios de la entidad santanderina a través de una nota pública, «todas las divergencias que han surgido entre diferentes miembros de este órgano han sido fruto, exclusivamente, del interés por encontrar el mayor beneficio para el Racing».

La salida de Elejalde del órgano rector racinguista obligará al club a nombrar otro consejero, ya que en la actualidad sólo hay seis, cuando la ley obliga a que, como mínimo, sean siete sus componentes. La desvinculación de Juan Elejalde del consejo no supondrá su total alejamiento del club santanderino ya que conservará su vínculo con la empresa Dunviro, presidida por el empresario Francisco Olmedo, que es la cabeza visible del grupo de inversores que compró a finales del pasado año al Gobierno de Cantabria el 53 por ciento de las acciones de la entidad santanderina que controlaba.