La compra de la marca Racing no tiene coste para las arcas públicas, dice Agudo

Cagigas denuncia que el Gobierno «se ha metido en una espiral» y que la venta del club «ha sido un engaño y un despropósito»

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER
La compra de la marca Racing no tiene coste para las arcas públicas, dice Agudo/
La compra de la marca Racing no tiene coste para las arcas públicas, dice Agudo

Ángel Agudo, consejero de Economía y Hacienda del Gobierno regional, aseguró ayer que la adquisición por parte de la empresa pública CEP de la marca y las categorías inferiores del Racing «no ha sido una operación de crédito» y que, además «se ha hecho sin coste alguno para los cántabros». Con estas afirmaciones, Agudo daba respuesta a las preguntas formuladas por parte del diputado del PP José Antonio Cagigas respecto a la intervención del Ejecutivo en el club santanderino.

Dentro de sus explicaciones, Agudo, que dejó claro que la garantía de cobro de toda esta operación «es la misma subvención que se ha concedido», destacó que con la última intervención del Gobierno en el Racing «se han eliminado 17 millones del pasivo del Racing, se ha incrementado su activo y se pone en valor una marca que ahora tiene un valor de 17 millones y además todo se ha hecho sin coste adicional para las arcas públicas». Todo esto, añadió el consejero, permitirá que el club «pueda llegar a su centenario».

Aportaciones

Agudo manifestó que los nuevos propietarios de la entidad han aportado los 2,3 millones de la última ampliación de capital, han asumido un crédito participativo de 7,5 millones y se han comprometido a aportar a la tesorería del club las cantidades que fueran necesarias tanto en el ejercicio de 2006, como en el de 2007. Por su parte, el Gobierno se ha limitado a garantizar durante un período de 11 años una subvención que pasa de ser de 1,5 millones -0,9 según la oposición, ya que a su juicio el Gobierno incluye los 0,6 millones que aporta el Ayuntamiento de Santander-, a 2. Esta ayuda tiene como fin el impulso del deporte base y la promoción de la región en el exterior.

El consejero de Economía y Hacienda acusó al Partido Popular de ser el único responsable del «deterioro de la imagen» del club, algo que han conseguido «con insidias e insinuaciones» y rechazó las acusaciones de sectarismo al señalar que en el Gobierno de Cantabria «no miramos el carné de la gente, sino la solvencia de las operaciones».

«En una espiral»

Por su parte, Cagigas, que volvió a acusar al Ejecutivo de «despilfarrar el dinero de los cántabros para subvencionar empresas privadas», cifró la inversión del Gobierno en el Racing en 45 millones. «Están metidos en una espirar, dando vueltas y vueltas y soltando dinero público», dijo el diputado popular, que considera que «todo lo que han hecho ha sido una chapuza».

Los 45 millones que Cagigas dijo que el Ejecutivo había destinado al Racing se han entregado a través de una ampliación de capital (1,2), de un crédito participativo para comprar el 53 por ciento de la entidad (6,7), de una subvención asegurada para los próximos 11 años (22) y de la amortización de créditos (17).

El diputado del Grupo Popular acusó a los actuales responsables regionales de actuar con «oscurantismo», ya que, a su juicio, «no quieren que se conozca lo que han hecho porque saben que los ciudadanos de Cantabria no lo aprobarían». José Antonio Cagigas, en relación con la «falta de información» que ha tenido su grupo respecto a todo lo concerniente a la intervención del Ejecutivo en el Racing, añadió que se ha llevado a cabo «una operación sin transparencia, totalmente opaca y en la que ha habido todo tipo de engaños para los ciudadanos» que, según preguntó, «quieren saber porqué se han entregado 17 millones y en qué condiciones».