Los grandes retos para la próxima campaña

El club debe dotarse de una estructura organizativa, buscar un nuevo secretario técnico y decidir el entrenador

F. FERNÁNDEZ-CUETOA. SANTAMARÍA

Lograda la permanencia, el club debe afrontar de inmediato los grandes retos que se la plantean para la próxima temporada. Dotarse de una estructura organizativa, hoy en día inexistente, bajo la figura de un nuevo presidente; buscar un secretario técnico que analice la situación actual de la plantilla y las necesidades para la temporada; y decidir el nuevo entrenador que dirija los destinos del equipo son los puntos básicos a los que se deben enfrentar los propietarios del Racing.

El presidente

Manuel Huerta ya ha dejado claro que su intención es no continuar en el cargo de presidente del Racing. En estos momentos, el dirigente parece alejado de los nuevos propietarios, encabezados por Ramiro Cid y Francisco Olmedo, y salvo sorpresa de última hora Huerta no seguirá al frente de la entidad. La única puerta abierta a su continuidad pasa por el Gobierno regional.

A partir de ahí, el Racing debe crear toda una nueva estructura organizativa. A fecha de hoy el club es única y exclusivamente Manuel Huerta, que se ha encontrado completamente solo en los momentos más difíciles de la temporada. La ausencia de los principales accionistas este domingo en El Sardinero ha sido muy significativa y deja bien a las claras la situación interna del club.

Proyecto

El proyecto presentado al Gobierno por los nuevos propietarios plantea la figura de un presidente meramente representativo y de un consejero delegado, que sería el encargado de la gestión del club. Los propietarios del club han presentado una proyecto ambicioso desde el punto de vista deportivo y su apuesta por el club parece clara tras rechazar, hace un par de semanas, una oferta del grupo italiano de Longarini para hacerse con la propiedad del club.

Secretario técnico y entrenador

Bajo el presidente y el consejero delegado, el Racing debe buscar la figura de un secretario técnico para encargarse de la confección de la plantilla para la próxima temporada. Debe ser él quien analice las carencias actuales de la plantilla -que en algunos aspectos son evidentes-, evalúe con los propietarios las posibilidades económicas, decida posibles traspasos y acuerde las nuevas contrataciones.

El club debe decidir también la figura del entrenador. Aunque Nando Yosu ya ha transmitido en algunos medios su disposición a continuar al frente del equipo, es seguro que se buscará un nuevo técnico. Del éxito de esta decisión dependerá en gran medida los resultados finales del Racing. A fecha de hoy no hay candidatos.