Nando Yosu y Vitolo, ejemplos

PORJESÚS SERRERA

V itolo se dio una carrera más para festejar con los aficionados la permanencia al final de una tarde de pasión, transistores, euforia y lágrimas. Un cuerpo pequeño que rebosa energía y coraje y un corazón grande al servicio del equipo. Vitolo ha corrido y peleado en las buenas y en las malas, con Manolo Preciado y con Nando Yosu, en la contención y en el juego de ataque, en casa y fuera. Cuando ya nada funcionaba en el Racing, inmerso en el abatimiento y la falta de compromiso, el pequeño gran Vitolo seguía corriendo inasequible al desaliento hasta que por fin, el domingo, después de 36 partidos de Liga, el equipo se animó a hacer un corrillo antes de comenzar el partido y juramentarse para ser once 'vitolos', ganar a Osasuna y quedarse en Primera.

Con su enjuto torso desnudo, este tinerfeño de 22 años, Víctor Javier Añino Bermúdez, se dio una emocionante vuelta olímpica tremolando una gran bandera racinguista. Las tribunas corearon su nombre y le reconocieron como el modelo de jugador que quieren para su equipo. A quien corresponda, que tome nota.

La afición, magnífica por la paciencia de toda la temporada y por el fervor del último partido, coronó también a Nando Yosu, ese cheque al portador que el Racing tiene guardado en el armario para las urgencias. Tenía menos tiempo que nunca, cuatro partidos, y todavía le ha sobrado uno. A Fernando Trío Zabala esta vez se le escaparon las lágrimas, probablemente a causa de la desazón sufrida los últimos meses en que se ha visto olvidado por un club al que tanto ha dado y al que está dispuesto a seguir sirviendo.

El racinguismo siempre ha sabido ponderar el valor de este perpetuo talismán del banquillo pero el comportamiento de las directivas ha sido mezquino con él la mayor parte de las veces. Nando Yosu merece el respeto y el reconocimiento del club más que nadie en las últimas décadas. Rendirle homenaje, en la forma que se juzgue más adecuada, será un acto de justicia y al tiempo una contribución a la propia grandeza del Racing.