Ken Loach abre la sección oficial en Cannes

Nueva y polémica cinta del director de 'Tierra y Libertad', entre otras

JORGE COLLAR. EUROPA PRESS | CANNES

Los conflictos fratricidas, las guerras civiles, el eterno engranaje entre ataques y represalias todo ello constituye el tema central de 'The Wind That Shakes The Barley', de Ken Loach, la película que ha abierto la competición del Festival de Cannes, después de la pagina polémica de 'El código Da Vinci'.

El cine de Ken Loach busca siempre una causa que defender. En este caso el director británico se interesa por Irlanda donde encuentra una materia rica de contenido pues es difícil descubrir un ejemplo de opresión injusta en la historia europea como el representado por la invasión y el sometimiento de Irlanda a la Corona británica. La acción de la película trascurre en el periodo posterior al final de la primera guerra mundial. De entrada es la acción brutal de las fuerzas británicas la que empuja al protagonista de la historia, Damian (Cillian Murphy) a enrolarse en las fuerzas de resistencia al poder británico.

Durante la primera parte de la película las acciones de los militares británicos no tienen nada que envidiar a lo que el cine presenta habitualmente como las intervenciones de los nazis en los territorios ocupados. Es esta "acción brutal", según dijo Ken Loach en rueda de prensa, la que ha favorecido el refuerzo de la resistencia contra el ocupante inglés, tanto en sus versiones moderadas como en las más extremistas.

Guerra entre hermanos

Loach explicó que las elecciones de 1918 dan el poder al parido independentista Sinn Fein que instaura un parlamento en Dublín y proclama la independencia, lo que va a producir la reacción de los británicos, que declaran fuera de la ley el Parlamento. La Republica de Irlanda se refugia en la clandestinidad y el Irish Volunteers se transforma en el Irish Republican Army (IRA).

Todos estos procesos son seguidos en la película de Loach, pero el punto culminante será la guerra civil que nace del acuerdo de 1921 entre británicos e irlandeses. Irlanda obtiene una relativa independencia pero bajo dominio británico. Una parte de los combatientes no acepta esta solución y el conflicto entre irlandeses se hace inevitable.

Es este conflicto, que afecta a los propios hermanos, el que interesa a Loach desde el punto de vista dramático, y el que además hace que el caso expuesto, como Loach puso de relieve en su rueda de prensa, pueda ponerse en relación con el caso de Irak. "Aun después de la retirada de ingleses y americanos, los iraquíes seguirán enfrentados entre ellos".

Loach realiza un cine modesto, con medios limitados, sin a penas reconstitucion histórica, pues la acción transcurre en una zona enteramente rural. Y su estilo es el de abordar los grandes acontecimientos históricos a través de un conflicto especialmente dramático entre hermanos.