Vuelven los romanos

Numerosos público asistió a la escenificación que durante el fin de semana organizó la Asociación de Amigos de Julióbriga, el Ayuntamiento y la Consejería de Cultura

J. L. SARDINARETORTILLO
Vuelven los romanos/
Vuelven los romanos

Hasta la climatología acompañó este fin de semana en Retortillo. Una amplia planificación de actividades organizadas por la Asociación de Amigos de Julióbriga, Ayuntamiento y Consejería de Cultura, captó a un elevado número de personas deseosas de conocer, mediante escenificaciones, el mundo romano en el mejor enclave que tiene Cantabria: la antigua ciudad de Julióbriga.

Esta localidad del municipio de Campoo de Enmedio se quedó pequeña ante la avalancha de visitantes. Hasta los más pequeños colaboraron informando y dirigiendo donde aparcar los coches que, horas más tarde, se alineaban a la orilla a lo largo de la carretera de acceso al pueblo.

Mientras los niños disfrutaban con el taller de cerámica, juegos y la explicación teatralizada del mundo romano, la 'Regio IV Macedónica' se instaló en la 'Llanuca', donde el Ayuntamiento había instalado una carpa. Cerca de la calle porticada, los artesanos mostraban sus trabajos. Sin embargo, estas actividades en segundo lugar cuando se anunció el comienzo de la escenificación de una boda romana.

Con la presencia del director regional de Cultura, Justo Barreda; el regidor municipal, Carmelo Hijosa; el director de la Domus y del Museo de Prehistoria, Pedro Ángel Fernández; el Catedrático de Historia Antigua y responsable de las excavaciones, José Manuel Iglesias, bajo la tutela del centenar de miembros de la Asociación de Amigos de Julióbriga, se abrieron las puertas de la Domus, con la salida de los novios y del cortejo.

Los actores del grupo campurriano de teatro Corocotta escenificaron esta boda romana desde la salida de la casa de la novia y su recorrido hasta la nueva morada junto con su marido. Después de los ritos del agua y del fuego, y del sacrificio de un animal a los Dioses, los recién casados descasaron unos momentos en el dormitorio. Seguidamente la pareja, con el cortejo nupcial, y casi el millar de asistentes, se desplazaron hasta la carpa en donde se representó un banquete romano. Por la tarde continuaron las actividades con exposición de armamento y espectáculo de gladiadores.

Según declaraciones del director de Cultura, este programa ha sido «un total éxito, por su calidad, organización y, sobre todo, por el lugar en donde se han organizado».

Desde la Consejería y con vistas al próximo año está previsto desarrollar este tipo de actividades en un circuito que podría comenzar en Retortillo, pasando por Camesa Rebolledo (Valdeolea), para finalizar en el castro de Las Rabas ( Celada- Enmedio).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos