Propuestas para entrar y salir del año

¿Estás solo o todavía no sabes cómo celebrar la Nochevieja? Cotillones, bares y escapadas se presentan como buenas ideas

BEATRIZ CAMPUZANO

La última noche del año es una de las más mágicas y ya está a la vuelta de la esquina. Las opciones para celebrar por todo lo alto la entrada en 2015 son diversas y variadas. Aunque lo habitual es pasar estas horas en familia, cada vez son más los que tienen ganas de hacer algo distinto y hacen planes alternativos. Hay que darse prisa para escoger bien el plan, pero todavía hay tiempo.

De cotillón

Lo tradicional son los cotillones. Son la apuesta segura. Los hay de todos los gustos y precios. Solo hay que echar un vistazo y escoger la que más se ajusta a lo que uno o la cuadrilla quiere. La mayoría de ellos ofrecen con la entrada varias consumiciones, photocall y desayuno al amanecer.

En la nieve

Pasar la Nochevieja en la nieve es otra de las opciones. Coincidiendo con la temporada de esquí, muchas estaciones preparan diferentes actividades para celebrar el fin de año. Unas navidades pasadas por blanco es lo que propone el grupo Aramon. Han preparado una programación especial para estas fechas y una despedida por todo lo alto de 2014.

Descubriendo el encanto de otras ciudades

Disfrutar del último día del año fuera de casa se está convirtiendo en algo cada vez más usual. Son muchos los que deciden dar rienda suelta a la imaginación, hacen las maletas y dan la bienvenida al nuevo año disfrutando de los encantos de otras ciudades. Muchos apuestan por algún lugar de España. Son capitales «repletas de encanto y con un impresionante legado cultural».

Alejado de la ciudad, en una casa rural

Las casas rurales son un plan alternativo para pasar la Nochevieja fuera de la ciudad. Aunque parece que ahora está más de moda alquilar una casa rural para pasar el fin de año con amigos y familiares, también se puede ir para disfrutar del aire libre y la tranquilidad. Hay para todos los gustos por Gipuzkoa, y se puede ir en familia, con los amigos o en pareja.

Ayudando o conociendo gente

Estar solo ya no sirve como excusa para no salir a celebrar la última noche del año. En algunas ciudades se podrán encontrar diferentes planes. Aquellos sin compañía tienen una de las opciones en Ludicum. Proponen una cena, con posterior cotillón. La cita es en el restaurante Mamma Mía de Madrid. Allí, se podrá cenar con gente de otros lugares y recibir el año de una manera nueva. También se puede ayudar a quienes más lo necesitan haciendo de voluntario en una organización.

Un fin de año en la playa

La playa es otro de los destinos en donde cerrar 2014. Aunque suelen ser más típicas en verano, en navidades y, sobre todo, el Nochevieja también tienen su protagonismo. Por eso, no se presenta como una mala idea desconectar y pasar estas fechas en sorprendentes arenales, en las que celebrar un fin de año diferente e inolvidable.

Degustando un menú de restaurante

Salir a cenar a un restaurante es cada vez más típico, y es que degustar un menú especial de Nochevieja resulta muy atractivo. Los menús son amplios, y se pueden ajustar a los bolsillos de cada uno. Puede haber muy lujosos y no tanto, en los que haya marisco, cordero, consomé... Lo que parece claro es que va a estar delicioso.