Cantabria, de Este a Oeste

El primer capítulo de la Ruta DM 2015 nos lleva a recorrer las playas más bellas de la región

Hay infinitos espacios naturales por descubrir en la Costa de Cantabria. En este primer capítulo de la ruta DM, hemos elegido unos cuantos lugares que nos gustan sabiendo que hay muchos más por mostraros.

Empezamos la primera jornada desde el oriente de Cantabria con día soleado y muy buena temperatura. La marea baja nos muestra las playas de Oriñón e Islares, Castro Urdiales, unidas bajo la falda del monte Cerredo. Una parada para disfrutar de las vistas y seguimos por la vieja carretera nacional para asomarnos al bello valle de Liendo. La playa de San Julián es una cala bajo una costa acantilada que afortunadamente se conserva salvaje. Es uno de mis rincones favoritos de todo el litoral cántabro y siempre que puedo paseo por este valioso espacio natural.

La siguiente parada, unos kilómetros más hacia el centro de la comunidad, la hacemos en la ría de Ajo. Este espacio natural alrededor de una bella ría pertenece a los municipios de Arnuero y Bareyo. Aquí podemos disfrutar de una de las mejores playas de toda la costa cantábrica.

Al atardecer admiramos desde la carretera la desembocadura de la ría de Mogro en Piélagos. El meandro final, los verdes pastos colindantes, las imponentes dunas de Liencres sumado a unos islotes rocosos hermosos hacen de este paisaje la mejor postal que uno pueda imaginar.

Empezamos a pensar en un lugar donde dormir justo cuando paramos en el Parque Natural de Oyambre. Desde este magnífico ejemplo de ecosistema litoral decidimos que hoy es un buen día para usar la tienda de campaña que llevamos en el coche.

Cualquier camping que encontremos desde aquí hasta el límite de la comunidad será una buena opción.