La ruta de los menhires de Valdeolea

Son únicos en España por su tamaño y belleza. Vestigios mudos de nuestros antepasados que encontraban en estos parajes montañosos lugares idóneos para el viaje a la otra vida

La mayoría de los cordales montañosos de la cordillera cantábrica, desde Galicia hasta Euskadi, fueron utilizados en el periodo neolítico (Hace 5000 años) por grupos de agricultores-ganaderos como lugares sagrados. En ellos enterraban a sus muertos y erigían espectaculares monumentos megalíticos.

Siempre he tenido atracción por las montañas y gracias a esta afición he visto numerosos dólmenes, menhires y crómlechs esparcidos por la orografía española. Pero tengo que decir que los menhires de Valdeolea en el sur de Cantabria me dejaron sin habla por su tamaño y belleza.

Este conjunto único en España se compone de 8 ejemplares de roca arenisca en un entorno calizo que atestigua la dificultad que supuso para los constructores el desplazamiento hasta estas zonas altas del sur de Cantabria sin la invención de la rueda.

No se sabe a ciencia cierta con qué fin se construyeron, pero a mí me gusta una de las hipótesis que habla de lugares energéticos, espirituales con un claro vínculo entre la tierra y el astro sol.

Para llegar hasta aquí hemos cogido la Autovía de la Meseta dirección Palencia para salirnos por Mataporquera. Ya dentro de la población buscamos la iglesia de Santa Eulalia donde podremos dejar el coche. Una pequeña parada en un panel explicativo sobre lo que vamos a ver y comenzamos la caminata por una pista llana y acondicionada entre prados y bosquetes de quejigos.

Para los que no tengan una jornada completa se puede seguir por la pista en coche durante un kilómetro hasta llegar a un pinar. Dejamos por fin el vehículo y empezamos el recorrido con el primer menhir, el del Cañón o Piedrahita, de 3, 68 metros de altura. Cerca de este bello ejemplar aparece el Peñuco de 4 metros.

Dificultad baja llaneando el cordal montañoso por pistas en perfecto estado y con unas vistas espectaculares de la sierra de Híjar.