Paloma Navares relata su obra en Robayera

Luz de pasado, obra de Paloma Navares/
Luz de pasado, obra de Paloma Navares

La artista hará una visita guiada a 'Cuerpos de luz' el próximo viernes 24

EPMiengo

La Sala Robayera de Cudón (Miengo) acoge hasta el 26 de agosto la exposición 'Cuerpos de Luz', de la artista Paloma Navares y el viernes, 24, a partir de las 19.30 horas, ofrecerá una visita comentada a la misma.

La exposición, realizada con apoyo institucional del Ayuntamiento de Miengo y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, reúne una selección multidisciplinar de obras en las que la artista introduce una fuente de luz.

La Sala ha explicado que el proyecto se centra en la representación del cuerpo y la construcción del ideal de belleza en el arte occidental a partir de la repetición y fijación de todo un repertorio de roles y estereotipos.

Entre ellos está, por ejemplo, el que han encarnado a lo largo de la Historia del Arte diosas, madres, damas, vírgenes y mártires que han protagonizado una iconografía donde las mujeres han encarnado siempre los mismos papeles, siendo objeto de una representación profundamente idealizada, repetitiva, sin vida propia, generalmente en actitudes de reposo o espera, ha explicado la Sala.

Sin embargo, la artista, en su obra, deconstruye estas visiones estereotipadas a través de imágenes fotográficas de fragmentos de piezas clásicas, apropiadas de autores como Lucas Cranach el Viejo, Durero o Botticelli, que en ocasiones incorporan elementos fungibles.

Paloma Navares «rescata», según señala la Sala, a estas mujeres aislándolas en pequeñas cápsulas o vitrinas, de tal manera que la sensación de encerramiento y claustrofobia es neutralizada por la luz que ellas mismas emiten.

«Las figuras translúcidas se emancipan gracias al uso simbólico de la luz, potenciando su independencia y posibilitando la transformación del cuerpo objeto (casi siempre cosificado, troceado o fragmentado) en sujeto de deseo, bien a partir de la inserción de tubos fluorescentes o de pequeños focos de luz llama», ha añadido.

Entre las piezas seleccionadas para esta cita en Robayera destaca la instalación 'Luz del pasado' (1994), donde Paloma Navares actualiza la iconografía de la maternidad reuniendo una colección de imágenes de niños apropiadas de representaciones de la Virgen con el Niño del Renacimiento cuyas formas se proyectan desde el interior de varias docenas de envases de plástico translúcido.

La obra propone, según expone la Sala, «una reflexión sobre el presente que tiene que ver con la educación envasada, la herencia, la transmisión y la transferencia cultural» y conecta asimismo con la noción de cíborg y naturaleza artificial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos