El arte oriental regresa al Palacete

Cincuenta obras, de técnica mixta y dibujos, de la artista china Chu Lily se exhiben hasta el 20 de agosto

G. BALBONASANTANDER
La artista china Chu Lily, ayer, en el Palacete del Embarcadero. / BRUNO MORENO/
La artista china Chu Lily, ayer, en el Palacete del Embarcadero. / BRUNO MORENO

Le gusta hablar de «sentimientos metafóricos y armónicos»; de «sensaciones poéticas y románticas». Su creación propone una «nueva estética» y en sus obras asoman constelaciones, estados y tiempos de la naturaleza y expresiones que, a modo de vasos comunicantes, conjugan los mundos oriental y occidental. Sus piezas de tinta china y dibujos centran el paisaje creativo de la artista Chu Lily en su presentación en Santander. Con mensaje espiritual, sus constelaciones y mundos configuran la nueva exposición del Palacete del Embarcadero. Con ella, además, regresa el arte oriental al espacio portuario después de que se presentara la pasada primavera una muestra sobre el arte de la caligrafía.

La cita en el Palacete, ya avanzada por este periódico, es también la segunda colaboración expositiva entre la Autoridad Portuaria y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo tras exhibirse las fotografías de Oscar Villegas. Y la tercera actuación conjunta entre ambas instituciones, teniendo en cuenta que se celebra estos días las jornadas del festival 'Mar Sessions' en Gamazo.

Chu Lily, autora del cartel de los cursos 2006 de la UIMP, exhibe hasta el próximo 20 de agosto un conjunto de representaciones que revelan su personalidad pictórica, su constante búsqueda de estilos y una creación fundamentada en referentes culturales, esteticistas y espirituales.

La propia artista, junto al jefe del departamento de actividades corporativas de la Autoridad Portuaria, José Ramón Ruiz, y el vicerrector y responsable de actividades culturales de la UIMP, Miguel Casino, presentaron esta cita bajo el epígrafe 'Creando puentes entre Oriente y Occidente', que recorre «una técnica ampliada del tradicional arte pictórico basado en la tinta china». Una técnica creada por ella misma y que nadie más utiliza en el mundo.

La autora, interesada en el arte abstracto y figurativo, ha realizado más de cien exposiciones nacionales e internacionales ,y cada dos o tres años cambia la temática de sus creaciones. En esta ocasión trae a Santander, entre otras piezas, una nueva serie que apela a una iconografía 'extraterrestre'.

Espiritual y humano

La muestra se configura por 33 obras de técnica mixta con tinta china; 14 dibujos con tinta china sobre papel; un grabado estampado con tinta china sobre papel de arroz, titulado 'La UIMP alcanza otros mundos'; y una escultura, modelada con pasta de acero y pintada en blanco con pintura de coche.La exposición se ha concebido como un intercambio entre Oriente y Occidente, «no sólo de arte sino también espiritual y humano».

El arte es el símbolo de la paz, el amor y la amistad y con esta exposición Chu Lily afirma «traer un mensaje de paz a Cantabria». Su obra no tiene ninguna referencia directa, sino que es el resultado de su propia investigación. «Impone su criterio creativo expresándose mediante un lenguaje plástico personal y sorprendentemente original».

El arte, a su juicio, es «un campo único donde plasmar ideas». Chu Lily explicó también que la simetría juega un papel crucial en su obra para lograr el objetivo de transportar a las personas a un espacio innovador donde se genera una nueva estética». Su muestra pretende reflejar «el preludio y pronunciamiento de un nuevo periodo artístico de vanguardia» y realizar «un intercambio entre oriente y occidente, no sólo de arte, sino también espiritual y humano».