Personajes en busca del lector

El Sardinero, entre los destinos de la campaña 'Lee en la playa' que repartirá miles de regalos entre bañistas lectores

M. LORENCIMADRID
Grandes personajes recorrerán las playas para 'premiar' la lectura. / DM/
Grandes personajes recorrerán las playas para 'premiar' la lectura. / DM

Alonso Quijano, Alicia Liddle, Drácula o Sherlock Holmes van a pasearse por las playas españolas en busca de lectores junto a otros grandes personajes de las letras universales. Quienes estén leyendo junto al mar en sus horas de asueto recibirán un pequeño presente de esta decena de personajes en busca de lector.

Es parte de la campaña de Fomento de Lectura que libreros y ministerio de Cultura ponen en marcha, por sexto año consecutivo, para incitar a la lectura, en esta ocasión repartiendo miles de regalos por playas españolas, entre ellas El Sardinero.

Una campaña que busca mejorar los índices de lectura entre los españoles. Un indicador que, tras varios años de crecimiento, alcanza un 57%, pero que aún está lejos de los parámetros de los países nórdicos del viejo continente en los que entre el 75 y el 80% de los ciudadanos son lectores habituales.

Hasta 250.000 euros han invertido los libreros y el ministerio de Cultura en esta campaña bautizada 'Lee en la playa' que entre el 3 y el 20 de agosto llevará por todo el litoral a Don Quijote y Sancho, Don Juan Tenorio, La Celestina, el Capitán Garfio y Smith, el ciego del El lazarillo de Tormes, Drácula, Sherlock Holmes y Alicia Liddel, que vuelve a este lado del espejo desde el país de las maravillas.

Unos personajes que cobrarán vida y representarán escenas y diálogos extraídos de los libros en los que 'habitan' y que han sido adaptados para la campaña.

La ruta comenzará en la playa pontevedresa de la Lanzada, para saltar luego a la coruñesa de Riazor y continuar por la gijonesa de San Lorenzo, la santanderina de El Sardinero, la donostiarra de la Concha, las catalanas de Lloret, Sitges y Salou, las levantinas de Benicassim, Gandía, Benidorm y Mazarrón, y las andaluzas de Torremolinos, la Victoria en Cádiz y Matalascañas en Huelva.

Durante las tres semanas de la campaña los viajeros personajes repartirán entre quienes lean o porten un libro en estas playas hasta 21.000 balones de playa, más de 4000 juegos de pala y pelota, otros tantos de cubo y pala y la misma cantidad de bolsas convertibles en almohadas hinchables. Las playas, cada día una diferente, que visitará la campaña, se han seleccionado por su popularidad y número de bañistas, indicó el director ejecutivo de FGEE.

«Uno de los factores que incrementan la riqueza y la prosperidad de una nación es la mejora de sus hábitos lectores», recordaba Antonio María de Ávila, director ejecutivo de la FGEE, impulsor de estas campañas y del plan del Fomento de la Lectura en el que colaboran otras instituciones, como la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

El logro ideal sería hacer que leyeran «los no lectores, un grupo que se concentra en los segmentos de mayor edad y en las zonas rurales y que, mucho me temo, son analfabetos funcionales», concluía De Ávila.

«Estamos mejor que hace diez años, con ese 57% de lectores -entre un 40% frecuentes y un 16% ocasionales- pero aún tenemos un 29% que reconoce que no lee nunca y estamos muy lejos de Dinamarca, el país que marca el techo en Europa con un 83% de lectores, o de las cifras en torno al 75% de Noruega, Suecia y Finlandia», dijo al presentar la campaña Antonio María Ávila.