Piden dos años para los dueños de una empresa de transportes

C. DE LA P.SANTANDER

El Ministerio Fiscal solicita dos años de prisión y las indemnizaciones que correspondan para los tres propietarios de Transportes Postigo, sociedad creada en 1952 que se disolvió en diciembre de 1996, a los que acusa de un delito contra la libertad y seguridad con alzamiento de bienes. El juicio, que está previsto dure tres días, dará comienzo hoy, martes, en el Juzgado de lo Penal número 1.

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular que ejercen 25 trabajadores afectados, acusan a los tres hermanos Postigo de diseñar un conjunto de operaciones para trasvasar a su patrimonio personal o al de otras sociedades de su propiedad el patrimonio inmobiliario de la compañía de transportes, hasta colocar a la empresa en situación de insolvencia, lo que impidió a la plantilla ejercer sus derechos sobre los bienes.

Según las acusaciones, los acusados eran accionistas y miembros del Consejo de Administración de Transportes Postigo, que además de vehículos y otros elementos necesarios para el desarrollo de la actividad, era titular de naves y parcelas en Valladolid, Madrid y Torrelavega. En 1991, ante la previsible crisis económica de la entidad por la progresiva acumulación de pérdidas, los acusados idearon el abandono de la dirección y titularidad de la misma, para lo cual planearon una operativa tendente a traspasar sus bienes a su patrimonio personal o de otras empresas de su propiedad. Así, procedieron a la división de Transportes Postigo y constituyeron una nueva entidad a la que trasfirieron las naves a un precio muy inferior al de mercado, aunque Transportes Postigo seguía utilizándolas mediante el pago de una renta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos