¿Quién teme al cine español?

Once óperas primas o nuevas propuestas de la temporada 2005/6 integran el segundo acercamiento de las salas Groucho a la creación más joven El programa de proyecciones, reforzado con actividades culturales, se celebrará del 20 al 26 de este mes

GUILLERMO BALBONASANTANDER
Ana Carrera, José Pinar, Gonzalo Fernández y Raúl Gil, en la presentación del ciclo. / CELEDONIO/
Ana Carrera, José Pinar, Gonzalo Fernández y Raúl Gil, en la presentación del ciclo. / CELEDONIO

Los interrogantes son muchos: ¿puede hablarse de una industria del cine español?; ¿se revelan verdaderos signos de cambio en la producción?; ¿existe un espectador específico, ávido y exigente ante planteamientos cercanos en los que reconozca un cine hecho en España?; ¿se puede hablar de una cantera de jóvenes creadores que han dado el salto cualitativo del corto al largometraje sin experimentar pérdida de frescura?; ¿se empieza a abandonar de verdad el recurso coral y la comedia como factores dominantes, en busca de una mirada social y comprometida más intensa...? Muchas de estas cuestiones, quizás respuestas, subyacen a las pretensiones de la nueva propuesta monográfica que los Cines santanderinos Groucho -las dos únicas salas privadas comerciales que sobreviven en el centro de la capital cántabra-organizan a modo de iniciativa cultural.

Bajo el epígrafe 'Cine español. Nuevas propuestas 2005/2006', este segundo ciclo sobre la creación cinematográfica más cercana, (el quinto temático de las salas que dirige José Pinar, tras los dedicados a la gastronomía y el cómic) contempla las proyecciones de once títulos acompañadas por actividades y colaboraciones culturales.

Una revisión selectiva pero representativa de óperas primas, galardonadas, y alabadas por la crítica en su mayoría, que apuntan la existencia de aires renovadores en el horizonte del cine español. Cineastas que han sabido explorar sus inquietudes a través del cortometraje y de otros oficios de la industria, y que han desembarcado con proyectos más ambiciosos apuntando incluso un material generacional común, reconocible y cómplice. No obstante, hablamos de directores nacidos casi todos entre finales de los sesenta y mediados de los setenta que han mostrado hasta ahora una mirada diversa, íntima y creativa que conlleva de manera implícita mayor pluralidad.

Los Cines Groucho ofrecerán este recorrido desde el próximo viernes día 20 al 26 de este mes de octubre, con la exhibición de once títulos como 'Remake', 'Un franco, 14 pesetas' o 'Azuloscuro casinegro' (ver lista completa en la ficha anexa). Cintas seleccionadas o premiadas en festivales nacionales e internacionales.

Colaboración institucional

El gerente de los Groucho, José Pinar; el director general de Juventud, Raúl Gil; la directora del Centro de Idiomas de la Universidad de Cantabria, Ana Carrera, y el responsable de Sotocine, Gonzalo Fernández, presentaron este nuevo ciclo que cuenta con diversas colaboraciones de estas instituciones y del ámbito privado. En la organización ha colaborado así Juventud y la UC, con el objetivo de «llegar tanto al público joven como a los estudiantes extranjeros interesados en la cultura española».

En esta edición, como novedad, el número de pases diarios aumenta a cuatro, con sesiones cada dos horas desde las 16.30 horas. El precio de la entrada es de 4,50 euros, excepto para los estudiantes de la UC y los portadores del Carné Joven, que pagarán 4 euros. Además, se incluirán diversas actividades paralelas a lo largo de la semana, encabezadas por un coloquio inaugural en torno al cine español de hoy, en el que participará Pilar Ruiz, directora cántabra, autora del filme 'Los nombres de Alicia'.

Pilar Ruiz (Torrelavega, 1969), licenciada en periodismo y máster en escritura de guiones, becada por la Fundación Viridiana y el Instituto de Cooperación Iberoamericana, es diplomada en dirección por la Escuela Oficial de Cine en Madrid. Accésit en 1994 del premio Marqués de Bradomín de textos teatrales con la obra 'Las tres heridas', en el año 2001 obtuvo el primer premio en el XXXII Festival Internacional de Postdant (Berlín) y el premio Canal+ al mejor cortometraje en París con su obra 'El infanticida'.

El ciclo de los cines Groucho incluye una pequeña exposición de fotogramas del cine español y un stand de libros, actividades en las que colabora Sotocine y la librería Gil, respectivamente. Se han programado también presentaciones/introducciones a las películas por parte de reconocidos periodistas y críticos de la ciudad. Este ciclo temático, por segunda vez en torno a las nuevas tendencias, recuerda que el cine español sólo representó el 16,74 por ciento de cuota de mercado en 2005. Sus objetivos radican no sólo en en potenciar el centro urbano mediante actividades culturales; sino en apoyar la exhibición de cine español; consolidar una oferta de calidad en la ciudad; y difundir la cultura española.