El Ayuntamiento redacta un proyecto para mantener parte de los muelles

El alcalde expresa el malestar por la tardía comunicación del Gobierno Se volverá a pedir ayuda regional en cuanto se conozca el costo

J. F. R.SANTANDER
Muelles hallados al sur de la zona de obra. / BRUNO MORENO/
Muelles hallados al sur de la zona de obra. / BRUNO MORENO

El Ayuntamiento de Santander está redactando un proyecto que permita preservar en su emplazamiento original los 'arranques' de los muelles históricos (siglos XVI y XIX) exhumados durante la ampliación del aparcamiento subterráneo de Alfonso XIII.

El alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, dio cuenta de esta decisión, acorde con el pronunciamiento de la Comisión de Patrimonio y la Dirección General de Cultura, pero sin ocultar al tiempo su «malestar» de que la decisión, tomada el martes, no le haya sido comunicada hasta ayer, de forma parcial y por fax.

El Ayuntamiento, asimismo, considera que Patrimonio no tiene por qué cambiar la ordenación viaria prevista en superficie (un vial de servicio pasa muy próximo a la zona desde la que serán observables los restos), así como mantiene que las partes de los muelles que se puedan trasladar lo sean a Las Llamas o a las proximidades de los Jardines de Pereda, ya que no van a utilizarse con fines constructivos. Esta propuesta volverá a ser reiterada para que el futuro estanque del Parque de Las Llamas reproduzca el fragmento de muelle rescatado.

Esta opinión fue vertida también en una comisión extraordinaria de Fomento y Cultura. Piñeiro aseguró que, cuando se conozca el costo exacto del mantenimiento de cuatro o cinco metros de arranque de muro se pedirá al Gobierno que lo financie en parte, del mismo modo que otros ayuntamientos piden ayudas a Cultura. Una estimación municipal lo cuantifica en tres millones de euros.

La Comisión de Patrimonio dictaminó el martes el mantenimiento de parte de los restos arqueológicos en su lugar original, la elaboración por parte del Ayuntamiento de un proyecto de conservación y puesta en valor de los restos, la inclusión en él de un estudio sobre la modificación de viales que permita observar los restos desde el exterior y la elaboración de una propuesta acerca de la futura ubicación del resto de los muros.

Un elemento de discrepancia es la expresión 'puesta en valor', que el Consistorio considera una competencia suya.

En resumidas cuentas, el Ayuntamiento redactará un proyecto definitivo en el que se incluya el mantenimiento del 'arranque' de los muros, pero buscando «distintas fórmulas que no obliguen a modificar el tráfico» ni suponga «mayores costes económicos» e intentando que el retraso en las obras sea el menor posible, puesto que «el aparcamiento es muy necesario».

Sobre los retrasos abundó el alcalde que el parking ya acumula tres meses y que si el Ayuntamiento no entra en una espiral de recursos es para que la obra no se vea diferida un año, algo, dijo, que a algunos les gustaría ver.