2.000 de rabas y unos blancos

'La Cecilia' se llevó el primer premio en el concurso del II Festival Gastronómico que se celebró ayer en Santander

VIOLETA SANTIAGOSANTANDER
El público llenó la sala del Palacio de Exposiciones donde se celebró la cita. / SANE/
El público llenó la sala del Palacio de Exposiciones donde se celebró la cita. / SANE

Si el saber popular fuera incontestable, ésta sería la ruta para comer las mejores rabas de Santander que, curiosamente, se concentrarían en sólo tres calles de la ciudad. Habría que empezar el recorrido en el 'Marucho', en la calle Tetuán, seguir hasta la calle Tres de Noviembre -y recalar en 'Chopitos' y el bar 'Sena'- para acabar en la Avenida Pedro San Martín, donde se ubican el 'Laury' y 'La Cecilia', uno frente al otro. El último establecimiento citado fue, ayer, el ganador del concurso de rabas que organiza el Ayuntamiento de Santander, un evento gastronómico en la que se repartieron 500 kilos del típico calamar santanderino y 35 litros de vino blanco Martín Sánchez de Cabezón de la Sal.

Que 'La Cecilia' fue la mejor lo decidió el cualificado jurado reunido para dar lustre al II Festival Gastronómico de Santander que acogía la última fase del concurso, en el que han participado alrededor de un centenar de bares y restaurantes de la capital. Y lo hizo ante las alrededor de 2.000 personas que acudieron al mediodía al Palacio de Exposiciones a disfrutar de juegos e hinchables para los niños y a una degustación gratuita de rabas y blanco por sólo un euro que costaba la entrada.

Quienes llegaron pronto, además, pudieron seguir la clase magistral que, sobre la elaboración de postres típicos, impartió el repostero Luis Salas, quien fue muy aplaudido.

Los expertos convocados para decidir sobre el tradicional aperitivo cántabro fueron el alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, los cocineros Jesús Sánchez (de 'El Cenador de Amós'), Fernando Sainz de la Maza (de 'El Serbal'), y Gustavo Pérez, )de 'El Solar de Puebla') -todos con su estrella en la prestigiosa Guía Michelín-. También estaba José Campos, empresario con su propia estrella -en este caso mediática, desde su casamiento con Carmen Martínez-Bordiú- y el concejal del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, Gustavo González.

Seis cualidades

El organizador del evento, el médico y gastrónomo Javier Hernández de Sande, les pidió que valorasen seis cualidades de las rabas que iban probando: la presentación, el rebozado, el punto de sal, la calidad del calamar, el sabor y la ternura. Ellos fueron dando sus votos y, el plato elegido, logró 310 puntos.

Rafael Ruiz había preparado las rabas que se llevaron el diploma y los 1.000 euros del premio. Eva María González, propietaria de la casa de comidas ganadora, desveló su secreto: la materia prima tiene que ser muy fresca y de buena calidad, lo mismo que el aceite, que ha de ser de oliva y, si se pulverizan las blancas anillas con agua, la harina se adhiere mejor al producto. Luego, sólo hay que poner «un poco de ojo» a la hora de freírlas, «para que ni se pasen ni se queden». González señaló que era la primera vez que 'La Cecilia' se presentaba. No así el bar 'Sena', que este año logró el segundo puesto, y 500 euros en metálico, tras haber obtenido el primero el año pasado.

En el II Festival Gastronómico también tuvo gran protagonismo el vino blanco de Cabezón de la Sal y el alcalde de la localidad, Santiago Ruiz de la Riva, participó en el homenaje que se rindió a Amparo Rosa Ruiz, 'la Chola', una mujer en la que se quería representar a una clase de santanderino que, según aseguró Piñeiro, «ha hecho mucho por la ciudad con su trabajo incesante».