BODEGAS TRUS, D. O. RIBERA DEL DUERO / Trus 2002, un vino único

Este nuevo vino destaca por su gran calidad y su meticulosa elaboración

J. M.ª RODRÍGUEZ LINARES
BODEGAS TRUS, D. O. RIBERA DEL DUERO / Trus 2002, un vino único

Bodegas Trus nace en 1999, fruto de la inquietud de dos familias tradicionalmente relacionadas con el mundo de la alimentación y con amplia experiencia en los sectores de la elaboración y la distribución. Su filosofía tiene como objetivo conseguir un producto único y de gran calidad: un solo vino y una sola marca para satisfacer a los más exigentes. Dado que la calidad de un caldo está íntimamente relacionada con la valía de la uva de la que procede, es esencial la ubicación de los viñedos, y por ello han elegido una zona privilegiada de la Ribera del Duero: el triángulo de Pesquera con el valle ascendente hacia Piñel de Abajo, asegurando así una localización inmejorable. Con estas premisas y unas prácticas culturales enfocadas a la autorregulación, tratarán, en un futuro cercano, de situarse en la viticultura ecológica, máximo exponente del respeto por la tierra, la uva y el entorno, y a cuyo amparo obtendrán vinos plenos con sabores naturales.

Viñedos

Una óptima orientación hacia el sur-suroeste y una suave pendiente mecen estos viñedos de la variedad 100% Tinta Fina ó Tempranillo. El complemento de una brisa fresca de páramo a valle por las mañanas y una corriente templada ascendente por las tardes, permiten una maduración óptima en los meses de agosto y septiembre. Con esa ubicación también se disminuye el riesgo de heladas en los fondos del valle, típicas de la primavera. Consideran esencial el respeto a la planta y a las leyes naturales que rigen su crecimiento, y por ello, las 80 has. que componen la finca no disponen de riego por goteo, para no forzar nunca su producción. Para compensar esta posible merma de producción, han aumentado considerablemente la densidad de plantación, llegando a las 3.300 plantas por ha., consiguiendo así que la cosecha no sobrepase los 3.000 kgs por ha., menos de 1 kg por cada cepa.

Elaboración y crianza

La bodega está situada en el mismo viñedo y gracias a ello, tras la vendimia, la uva se transporta inmediatamente en cajas de 15 kgs a la bodega, evitando así su deterioro. Después se sitúa en mesas de selección que permiten eliminar cualquier hoja o grano defectuoso, y a través de una cinta de elevación se coloca en la boca del depósito, todo sin ningún mecanismo que pueda alterar la naturaleza del racimo. Respetando los cánones de la tradición, la uva se aloja en depósitos de roble de 18.000 Kgs de capacidad. De este modo consiguen un desarrollo de la fermentación más suave y controlado que favorece el intercambio de sustancias entre hollejos y mosto, consiguiendo mantener los aromas frutales que tantas y tan buenas sensaciones transmiten al vino. La tradición también les ha enseñado que la crianza es un proceso lento. Por ello seleccionan las mejores barricas de roble francés de 225 litros que transmiten al vino taninos de roble suaves, redondos que permiten a este mantener su naturaleza frutal. El descanso del vino en barrica es de 18 a 24 meses, según las características propias de la uva en cada cosecha.

Trus 2002 ¿crianza o reserva?

La mención Crianza, es una categoría de vino que establece como mínimo 12 meses en barrica de roble (de capacidad menor o igual a 225 litros) y 2 años de edad. La mención Reserva es otra categoría de un vino (que tiene atributos y características suficientes muy superiores al que se dedica a Crianza), que exige como mínimo 3 años de crianza entre barrica y botella. Evidentemente, su edad mínima son 3 años. Hay que destacar que se establece que, por su naturaleza propia, deben ser dos vinos de diferentes cualidades antes de ir a barrica. Trus tiene cualidades y atributos para ser reserva, cumple con el mínimo de 12 meses en barrica y por su juventud creo que puede consumirse según el gusto actual para aprovechar la fruta madura, antes de los 36 meses de edad (la permanencia prolongada en la botella no favorece los matices frutales) En base a todo esto, Trus 2002, por cualidades y atributos (Calidad), se encuentra en los Reservas; por su permanencia en botella no alcanza los tres años, y su fruta está en plena Potencia. Hasta aquí la normativa. En definitiva Trus es un vino Potente, Amplio, Sabroso, Largo y Complejo; y por supuesto, que mantiene viva la fruta. Por eso optan por darle la barrica adecuada, un reposo corto y que sea el enófilo quien decida cuando disfrutarlo.