La reforma del Estatuto de Autonomía de Galicia ha quedado aplazada sin fecha

Touriño y Quintana creen que ha pesado el clima político en el resto del Estado

EFESANTIAGO DE COMPOSTELA

Los líderes gallegos del PSdeG, el PPdeG y el BNG decidieron ayer aplazar sin fecha la reforma del Estatuto de Autonomía de Galicia, después de no llegar a un acuerdo para desbloquear el proceso, por entender que el momento de crispación política dificulta el entendimiento. El presidente de la Xunta y responsable del PSdeG, Emilio Pérez Touriño; el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, y el vicepresidente y portavoz del Bloque, Anxo Quintana, mantuvieron ayer una reunión de algo más de seis horas para intentar cerrar el texto estatutario.

No obstante, al concluir la reunión, celebrada en la residencia oficial del jefe del Ejecutivo gallego, los tres admitieron que no se ha llegado a acuerdo alguno y que la reforma queda aplazada sin fecha. El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, consideró que el clima de crispación política en el Estado ha dificultado que prosperase un acuerdo entre las fuerzas gallegas para la reforma.

«No pudo ser», señaló el jefe del Ejecutivo gallego, que insistió en que, probablemente, «por las circunstancias y el clima político que vive el país» no se haya conseguido un acuerdo y agregó que, tal vez, «todo haya coincidido en un momento de fuerte diferenciación y confrontación política que no posibilita el acercamiento».

Por su parte, Anxo Quintana coincidió en que el ambiente de crispación política que se vive en el resto del Estado entre el PSOE y el PP ha podido influir para no llegar a un acuerdo, ya que, de otro modo, dijo, no se podría entender que con la cantidad de propuestas sobre la mesa no se haya llegado a un acuerdo. En cuestión de identidad, «el BNG eliminó la referencia al acuerdo parlamentario para definir a Galicia como nación, para intentar acercar al PP», ya que, según dijo, esta fuerza no le otorga a Galicia ese reconocimiento.

Tampoco fueron aceptadas sus propuestas para la gestión por parte de Galicia de los puertos de interés general ni de los aeropuertos, así como la creación de un marco gallego de relaciones laborales. Núñez Feijóo aseguró que el preámbulo presentado por el PPdeG destaca el «sentimiento nacional» de Galicia.