Portugal trabaja con el mismo equipo que el domingo jugó en el Ruiz de Lopera

F. F.-C.EFE

Cuando algo funciona es mejor no hacer demasiados cambios. Esta frase, empleada en muchas ocasiones por Miguel Ángel Portugal podría hacerse realidad el sábado en el partido contra el Atlético de Madrid siempre que el técnico del Racing no modifique el equipo con el que trabajó ayer durante unos cuantos minutos en la sesión de entrenamiento que se celebró en La Albericia. Portugal, después de hacer varios partidillos con grupos reducidos, organizó otro a medio campo en el que dejó entrever la posible alineación para el partido contra los colchoneros. Oriol jugó en el lateral izquierdo y Vitolo lo hizo junto a Colsa en el centro del campo. El resto, los de casi siempre.

Quien no entrenó ayer con total normalidad, aunque su presencia en el partido del sábado parece estar totalmente garantizada, fue Nicola Zigic, al que Portugal concedió un poco de descanso para superar unas ligeras molestias que tenía en los gemelos.

Una preocupación

El Atlético arranca el próximo sábado la segunda vuelta de Liga frente al Racing, que llegará al estadio Vicente Calderón con el serbio Zigic como delantero. «Es muy complicado marcarle, porque, aparte de medir dos metros y pico, es buen jugador, no sólo con la pelota arriba, ya que, por lo que he visto, aguanta bien el balón y es muy complicado. Pero habrá que ingeniárselas», analizó el colombiano Luis Amaranto Perea, uno de los que tendrá que vérselas con el espigado delantero serbio.

«También habrá otros que no miden tanto, que tienen el centro de gravedad bajito y también te complican la vida. Y este es el fútbol, te encuentras diferentes tipos de atacante, que también te lo van a poner muy difícil», indicó.

El central también tendrá enfrente a Pedro Munitis. «Es desequilibrante. El otro no lo es tanto, pero cada vez que te la tiran arriba te va a hacer sufrir. Si pudiera escoger no me quedaría con ninguno de los dos», añadió Perea, que reveló que su equipo aún no ha trabajado el juego por alto para frenar a Zigic.

Para él, 2cada uno tendrá que apelar a su inteligencia y lo que prepare el entrenador antes del partido» para marcar al altísimo delantero serbio. «Van a basar mucho su juego en la estatura de su atacante», auguró.

Por último, el zaguero colombiano del equipo colchonero advirtió de que su equipo no descarta «ninguna posibilidad» en la presente temporada, aunque recalcó que el primer objetivo es entrar en competición europea y avisó de que el conjunto que se descuide se irá para «abajo».