MIGUEL ÁNGEL ARENAS 'CAPI' PRODUCTOR / «O esto cambia o nos quedaremos sin artistas»

«Aquí triunfan el cotilleo y las falsas noticias porque eso no paga derechos de autor», dice el descubridor de Alejandro Sanz

MIGUEL ÁNGEL ARENAS 'CAPI' PRODUCTOR / «O esto cambia o nos quedaremos sin artistas»

«Los Pecos fueron una cortina de humo en la política de la Transición»

«A Valeria Rivera le han ofrecido mucho dinero por ir a la tele y lo ha rechazado» Cómo estará la cosa de mal que ahora el que sale en la tele soy yo», reflexiona Miguel Ángel Arenas, más conocido entre los artistas como 'el Capi'. Y es que, a sus 49 años, Arenas se ha hecho más conocido que sus propias estrellas. Descubridor y productor de Alaska, Tequila, Alejandro Sanz y otros muchos, lo último que le quedaba ya a este integrante de la Movida madrileña es convertirse en 'famoso del corazón'.

-¿Oficio: productor musical?

-No. Yo soy un 'star maker'. O sea, un fabricante o descubridor de estrellas. Somos muy pocos, porque es un oficio que requiere...

-Olfato, supongo.

-Sí, pero, sobre todo, una fuerza natural para apoyar el talento.

-De todas las estrellas que ha fabricado, ¿cuál le enorgullece más?

-Orgulloso estoy sobre todo de mí mismo, por haberlas descubierto. Es cierto que hay una que ha marcado un hito: Alejandro Sanz. Pero, a título personal, no es el artista que más me gusta. Mi favorito es Arturo Pareja Obregón, que, por desgracia, no ha tenido el éxito merecido.

-Pero Sanz le ha hecho famoso...

-No. A mí los que me dieron a conocer fueron Los Pecos, en 1977. Yo tenía 19 años, fue la primera producción que hice. Buscaba fórmulas para llevarles a lo más alto. Y así llegué hasta La Moncloa.

-¿Cómo dice?

-Tenía una amiga artista que a su vez conocía al presidente Suárez. Y me fui con ella y con mi disquito en la mano para pedirle que metiera a estos chicos en televisión...

-¿El presidente del Gobierno?

-Sí, fue una situación un poco violenta. Pero enseguida se me ocurrió algo: utilizar a Los Pecos como cortina de humo de la convulsa situación política. Si va a las hemerotecas, verá que Los Pecos salen en todas las portadas de las revistas de la época... Ellos sirvieron para que en España se hablara menos de política.

Héroes

-¿Habrá que agradecer a Los Pecos que la Transición fuera incruenta?

-Bueno, es como lo del soldado desconocido. A veces hay héroes que han servido para grandes cosas en un país y luego se les olvida. Ellos han sido olvidados.

-Pero a usted le enriquecieron.

-No. Porque yo nunca, y entonces aún menos, he trabajado por dinero, sino por impulso natural.

-¿Qué vio en Alejandro Sanz?

-Es un tremendo poeta. Antes de sacar su disco fue mi asistente. Lo conocí con 16 años. Siempre he visto en él a un hombre que llenaba el mundo de los demás. Ya fuera cantando, contando un chiste, como amigo... Él me decía: 'Quiero estar en esto, aunque sea para llevar los cafés'. Y al final le he llevado yo la maleta. Es un superdotado.

-¿Sin usted habría llegado tan lejos?

-No puedo hablar de lo que no ha ocurrido, no soy Rappel. Sólo sé que el último disco que produjo conmigo fue el de 'Corazón partío' y vendió nueve millones de copias.

-¿Hubo ruptura?

-Fue un agotamiento mutuo. Estábamos los dos borrachos de éxito. -¿Por qué vive Sanz en Miami?

-Porque estamos en un país donde no hay quien viva. Aquí ha nacido un nuevo tipo de famosos, los mediáticos, carne de cañón para una televisión barata y monotemática. En este país al artista no se le valora; ahora se le fabrica en una academia en tres meses. La calumnia es moneda de cambio. La música parece que no le interesa a nadie porque las cadenas de televisión no quieren pagar a las entidades gestoras y no ponen música. Aquí triunfan el cotilleo y las falsas noticias porque eso no paga derechos de autor. Es lógico que personas de cierta talla no quieran estar en esa olla.

-¿Valeria Rivera no es un personaje mediático?

-Es una mujer trabajadora, que salió de Puerto Rico con un proyecto de vida: dedicarse al diseño y la moda.

-Pero ahora está sacando tajada.

-No es cierto. Sólo dio una entrevista a '¿Hola!' y no por ella, sino porque la noticia del hijo de Alejandro saltó por culpa de un sinvengüenza. Esa mujer, a partir del comunicado de Alejandro anunciando que tenía un hijo con ella, se vio asediada por las cámaras. Y lo único que ha hecho es contar su verdad. Yo soy su amigo y puedo decir que vino al carnaval de Tenerife sin cobrar; sólo por conocer a Francis Montesinos, al que admira. Y, por supuesto, a promocionarse como diseñadora. Ahora mismo tiene tantos pedidos que no da abasto.

-O sea, que ha hecho negocio.

-No, no. Ahí están todas las cadenas de televisión que le han ofrecido 250.000 euros por una entrevista y ella se ha negado a ir a un plató. Según las leyes americanas, esta mujer se podía haber metido en la casa de Alejandro Sanz, que vale 25 millones de dólares, y haberse quedado con ella. Y, en cambio, han vivido una relación extraordinaria.

Pleito con Victoria

-¿Cómo está su pleito con Victoria Abril?

-Ahora mismo, el juez pide que haya una tercera persona demandada para poder dictar sentencia. Es lo que se llama responsabilidad subsidiaria.

-¿Quién demandó a quién?

-Yo demandé a Victoria por incumplimiento de contrato. Vino a mí para que la ayudara a ganar dinero porque estaba tiesa y luego, tras ocho meses de trabajo, se fue a grabar el disco a otra parte. Con ella me he llevado una gran decepción personal. Y digo más: el problema de Victoria Abril es que fuma demasiados porros.

-A ver si le va a demandar ella a usted...

-¿Por qué? Si los fuma delante de todo el mundo, y además no es un delito. Pero creo que a causa de eso tiene una apreciación de la realidad bastante confusa.

-¿Hará que triunfe por fin Rosario Mohedano?

-Es una artistaza. Pero ahora parece que hay que destruir todo lo que rodeaba a su tía. Y eso es tremendo. En todo caso, hoy día no vende discos ni Bisbal. Conseguir un espacio en televisión para una persona que canta es un milagro. A los artistas sólo los quieren en su vertiente mediática. Cómo será la cosa que, tras 30 años en esto, ahora el que sale en la tele soy yo, que ni canto ni bailo... En fin, espero que sea una situación transitoria. De lo contrario, nos vamos a quedar sin artistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos