IRIS FUENTES-PILA 3.000 METROS / «Era una tontería acabar la carrera andando»

E. MUNÁRRIZBIRMINGHAM

Iris Fuentes-Pila, la última esperanza cántabra en el Europeo 'indoor' de atletismo que se disputó en Birmingham, se retiró de los 3.000 metros lisos. La atleta se lo puso fácil a sus rivales desde la primera vuelta. Quedó relegada a último lugar desde el comienzo de la competición. La mediana de las hermanas Fuentes-Pila intentó superarse y consiguió adelantar posiciones, pero pronto tuvo que descender el ritmo hasta que decidió retirarse cuando faltaban 1.000 metros.

«Qué se le va a hacer», se resignó. La campeona de España de 1.500 achacó a la mala suerte al reflejo de flato que sufrió durante la carrera. «Intenté aguantar y dar el máximo», explica, pero finalmente y cuando llevaba aproximadamente 2.000 metros decidió retirarse para no terminar la carrera andando. «Era una tontería terminar la carrera andando, era mejor retirarse».

La cántabra, que intercambió la competición con su hermana Zulema, aseguró haberse preparado para la ocasión, pero «con los imprevistos no se puede contar».

«Me ha desilusionado un poco no poder terminar la competición». Fuentes-Pila ve con optimismo el futuro. «Esto ha sido sólo un contratiempo», dice. Y ve los mundiales de Japón a la vuelta de la esquina. «Ahora voy a prepararme los 1.500 para la próxima competición internacional al aire libre en Osaka». Antes aseguró que iba a disfrutar de las competiciones que quedan hasta la fecha y a probar suerte en los 5.000.

Fotos

Vídeos