El Obispado tasa en 2,3 millones de euros la venta del Seminario Menor de Argomilla

Ofrecido a la Consejería de Cultura como centro de alto rendimiento, la iniciativa privada realiza ofertas para construir un hotel y un campo de golf

MAXI DE LA PEÑASANTANDER
El antiguo Seminario Menor es un inmueble de seis plantas de altura que se construyó en la década de los sesenta. / SANE/
El antiguo Seminario Menor es un inmueble de seis plantas de altura que se construyó en la década de los sesenta. / SANE

El antiguo Seminario Menor de Argomilla de Cayón, propiedad del Obispado, está a la venta desde hace dos años. El edificio de estructura de hormigón, construido en la década de los sesenta y donado por dos adinerados hermanos del valle a la Diócesis de Santander, ha sido tasado en 2,3 millones de euros. Hace unos meses la operación estuvo a punto de ser cerrada cuando una empresa del municipio presentó un proyecto de 320 apartamentos y un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Severiano Ballesteros. Las desavenencias entre sus dos principales socios accionistas echaron al traste la operación.

Según fuentes del Obispado, ha sido la propuesta que ha estado más cercana de llegar a buen puerto: «Ha habido rumores infundados, como que la empresa ACS de Florentino Pérez, ex presidente del Real Madrid, ya tenía comprado el edificio junto a la finca, que sólo tiene superficie para 9 hoyos». Si se pretende construir un campo de dimensiones reglamentarias, el comprador deberá adquirir terrenos de parcelas adyacentes.

Institución pública

El Obispado, según estas mismas fuentes, ofreció el seminario y la finca al anterior consejero de Cultura, Turismo y Deporte, José Antonio Cagigas, para la construcción de un centro del alto rendimiento deportivo. Era el final de la anterior legislatura. Su sucesor en el cargo, Francisco Javier López Marcano, recibió la misma propuesta, pero tenía otros planes en cuanto a inversiones de su departamento.

«Nuestro objetivo inicial era vender el Seminario Menor a una institución pública con un fin social, pero no pudo ser así», según afirmó el Obispado. Definitivamente, el edificio se decidió poner a la venta hace dos años a la iniciativa privada, tras contar con el visto bueno del vicario de asuntos económicos, José Oláiz.

Una de las primeras iniciativas fue la de rehabilitar el edificio para una residencia de la tercera edad. No hubo acuerdo económico. Más adelante, desfilaron empresarios que pretendían convertir el seminario en un gran hotel o en un edificio de apartamentos. La finca no pasaba desapercibida y la idea de un negocio hostelero con un campo de golf ha sido otra iniciativa que se ha puesto encima de la mesa. Cuando parecía que el acuerdo se iba a cerrar recientemente, los dos principales socios de una empresa de Santa María de Cayón, uno de ellos carnicero de profesión, disolvieron la sociedad.

El Ayuntamiento

El alcalde de Santa María de Cayón, Gastón Gómez (PP), conoce de primera mano todas estas operaciones: «Lógicamente, tienen que venir al Ayuntamiento y conocer como está la situación de la finca». Gómez recuerda que el proyecto debe contar con una ficha urbanística específica en el nuevo Plan General que se encuentra en fase de elaboración.

Fotos

Vídeos